Alerta por influenza aviar: Medidas para evitar el contagio en aves de corral

El SAG enfatiza que la primera medida es no manipular las aves con síntomas o muertas y avisar de inmediato a su oficina más cercana o incluso a través de un teléfono de emergencia.

Qué hacer ante la presencia de aves con síntomas de estar enfermas con influenza (gripe) aviar, qué hacer ante aves muertas y qué medidas de protección asumir para evitar el contagio de otras aves en el predio, es parte del set de recomendaciones que entrega el Servicio Agrícola y Ganadero –SAG ante la confirmación de casos positivos de alta patogenicidad en el norte de Chile.

El Ministerio de Agricultura a través de este servicio, hasta la fecha de edición de este artículo ha confirmado casos positivos con la enfermedad progresivamente en cada región desde Arica y Parinacota (detectado el pasado 5 de diciembre) hasta Coquimbo (confirmado la tarde de este jueves 29). Todos corresponden a aves silvestres y particularmente pelícanos.

INDAP trabaja actualmente con 12.000 avicultores y avicultoras del Programa de Desarrollo Territorial (Prodesal), 3.500 a través del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) y 100 que hoy son parte del Servicio de Asesoría Técnica (SAT). Los fines de esta producción son diversos: comercial, autoconsumo, venta de huevos, carne u otros fines.

INDAP invita a productores y productoras de la agricultura familiar campesina a tomar atención con estas acciones también dirigidas a quienes trabajen, se relacionen o realicen actividades en que se observe fauna silvestre, ya sea en campo o en centros de rescate o rehabilitación.

ANTES DE TODO: TOMA ATENCIÓN A ESTAS MEDIDAS INMEDIATAS

1.- No manipular ni recoger aves enfermas o muertas
2.- Comunicarse con el SAG a través de las siguientes opciones: a) Acude o llama a oficinas locales del SAG. b) Llama al 223451100 (en horario de oficina) o al +56969089780 (en horario inhábil). c) Escribe a oficina.informaciones@sag.gob.cl

¿QUÉ ES LA INFLUENZA AVIAR Y CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?

La influenza aviar (IA), también conocida como gripe aviar, es una enfermedad viral, muy contagiosa, que afecta a las aves domésticas como a las silvestres sin posibilidad de cura. En forma eventual puede transmitirse a otras especies, entre ellas el hombre. (Más detalles sobre influenza aviar en SAG).

Esta enfermedad compleja ocurre en todo el mundo, pero con diferentes subtipos que son más o menos frecuentes según las regiones del planeta y se pueden clasificar en categoría de Baja Patogenicidad (IABP), que causa pocos o ningún signo clínico, y Alta Patogenicidad (IAAP), que signos clínicos graves y, potencialmente, altos índices de mortalidad.

SÍNTOMAS: Entre los síntomas que las aves pueden presentar están: Falta de apetito y descoordinación en sus movimientos. Plumaje erizado. Respiración dificultosa, secreciones nasales. Diarrea. Hinchazón de cabeza y color azulado de cresta, barbillas y patas. Postración y muerte.

¿CÓMO PREVENIR LA ENFERMEDAD EN SUS AVES?

Mantenga a sus aves en un lugar protegido, aislado de animales, personas y aves silvestres.

Proteja el agua y alimentos, estos atraen a las aves silvestres.

Limpie y desinfecte las instalaciones de las aves en forma periódica.

Al ingresar aves de otros orígenes, manténgalas separadas de sus aves por 21 días.

Controle el ingreso de personas, utensilios, animales y vehículos a su gallinero.

Lávese las manos con agua y jabón desinfectante después de manipular a sus aves.

Aquí información de la Organización Mundial de Sanidad https://www.woah.org/es/enfermedad/influenza-aviar/

El Ministerio de Agricultura a través de este servicio, hasta la fecha ha confirmado 4 casos positivos con la enfermedad, uno progresivamente por cada región desde Arica y Parinacota (registrado el pasado 7 de diciembre) hasta Atacama (registrado el pasado 18 de diciembre). Todos corresponden a aves silvestres y particularmente pelícanos en los 3 últimos casos confirmados.

INDAP trabaja actualmente con 12.000 avicultores y avicultoras del Programa de Desarrollo Territorial (Prodesal), 3.500 a través del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) y 100 que hoy son parte del Servicio de Asesoría Técnica (SAT). Los fines de esta producción son diversos: comercial, autoconsumo, venta de huevos, carne u otros fines.

INDAP invita a productores y productoras de la agricultura familiar campesina a tomar atención con estas acciones también dirigidas a quienes trabajen, se relacionen o realicen actividades en que se observe fauna silvestre, ya sea en campo o en centros de rescate o rehabilitación.