Ciclo de estrechamiento monetario comienza a llegar a su fin

Puntos destacados:

Presiones inflacionarias globales disminuyen luego de descensos en los precios de las materias primas y normalización de las cadenas de suministros. El IPC de EE.UU. sorprendió a la baja por segundo mes en noviembre. La Reserva Federal subió 50 puntos base su tasa de referencia, en línea con lo esperado, y apuntó a concluir el ciclo de alzas con incrementos adicionales por un total de 75 puntos base.

Menor estrechamiento de condiciones financieras globales lleva a una recuperación de los precios de los activos. El dólar se ha depreciado más de 6% a nivel global, las tasas de largo plazo han vuelto a retroceder y las bolsas se recuperan, excepto en Latinoamérica donde factores políticos han jugado en la dirección opuesta.

En Chile, la actividad de octubre retrocede algo menos de lo esperado (-1,2% a/a) debido a repunte del sector minero. A pesar de ello, los fundamentos de la economía apuntan a una contracción mayor en los próximos meses. Para noviembre estimamos una caída de la actividad de -2,7% a/a, con lo que el año cerraría con un crecimiento de 2,5%.

El IPC de noviembre (1%) superó las expectativas de mercado, revirtiendo la sorpresa de octubre. Aun así, estimamos que la inflación seguirá descendiendo de manera relevante en los próximos meses debido a menores presiones de costos externos, precios de combustibles a la baja, la apreciación del tipo de cambio y el menor dinamismo interno. El IPC cerrará 2022 en 12,6% y 2023 en torno a 5%.

Los activos financieros siguieron subiendo en el mes, aunque con vaivenes. El tipo de cambio local se apreció y las tasas de largo plazo disminuyeron ante condiciones financieras externas algo menos estrechas y un menor premio por riesgo local.

El Banco Central mantuvo la TPM en 11,25% en su última reunión del año. La sorpresa inflacionaria, así como el tono algo hawkish del IPoM reducen considerablemente la posibilidad de un recorte de tasas en enero, tal como anticipaba el mercado. Estimamos que la primera rebaja ocurrirá en abril de 2023, para finalizar el año con la tasa en torno a 6,25%. Esto implica descensos más agresivos que lo contemplado en el IPoM.

Panorama Económico Mensual elaborado por el área de Estudios de Banco Santander