Chile como plato de cine

El entorno paisajístico de Chile es reconocido en el mundo entero, no en vano en más ocasiones de las que se piensa ha sido escenario de grandes películas internacionales. Desde el desierto más árido del mundo, el de Atacama, hasta espacios helados con sus propios icebergs, ciudades modernas o entornos rurales perfectamente conservados, se presentan como escenarios ideales para el rodaje de todo tipo de proyectos fílmicos.

Estas son algunas de las películas más populares rodadas en nuestra tierra.

007: Quantum of Solace, de Marc Foster
El espía más famoso de todos los tiempos seguro que jugó alguna partida al baccarat o al poker online chile, mientras cumplía parte de su misión en el desierto de Atacama, o resolvía la situación en el Observatorio Paranal, localizado en Taltal, la comuna del Norte Grande de Chile. Daniel Craig daría vida una vez más al super agente secreto en la que sería la secuela de Casino Royal.

Spy Kids (Mini espías), de Robert Rodriguez
Esta cinta juvenil, que cuenta con la presencia de Antonio Banderas y del mexicano Dany Trejo, presenta a unos niños altamente cualificados para la resolución de todo tipo de problemas internacionales. Sin embargo, será en la ciudad de San Diablo (Santiago de Chile), en Reñaca y en el desierto de Atacama donde tengan que vivir sus mayores aventuras.

Diarios de motocicleta, de Walter Salles
Parte de la vida del Che Guevara y su amigo Alberto Granado se narra en esta road movie que recorre en su metraje Valparaiso, Lautaro, Chiquicamata y el desierto de Atacama. La película sirve para que el espectador conozca parte del continente y el nacimiento de las ideas y pensamientos de quien fue el mayor revolucionario de la historia moderna.

Estado de sitio, de Costa -Gavras
Intensa y política película grabada en distintos escenarios chilenos, como el mismo Santiago, Viña del Mar o Valparaiso, para narrar el caso de un funcionario de una agencia estadounidense perteneciente al gobierno que es secuestrado por una guerrilla urbana en Uruguay y que, por tanto, acarreará una trágica crisis política.

Rapa Nui, de Kevin Reynolds
Película que trata de descifrar el mito de los Rapa Nui, basándose en la leyenda del Tangata Manu, prestando especial importancia al sentido ecológico de la trama y al porqué colapsó la comunidad indígena de aquella isla. Aunque en términos generales la crítica no dejó muy bien parada esta película, producida por el mismísimo Kevin Costner, precisamente por su poca exactitud histórica, la trama al estilo Romeo y Julieta entre tribus enganchó al público. La película se rodó íntegramente en Rapa Nui o Isla de Pascua.

Guy Shy, de Simon West
Olvidable cinta de humor que ni Antonio Banderas, de nuevo en un filme rodado en Chile, consigue salvar. En esta comedia el actor español da vida a una estrella de Rock que es secuestrada cuando pasa unas vacaciones en nuestro país. Los escenarios utilizados para dar verosimilitud a la cinta son Valparaiso, Santiago y Algarrobo.

Doctor Chance, de Francois-Jacques Ossang, y el Baile de la Victoria, de Fernando Trueba, fueran otras dos películas de mediano éxito que usaron, en el primer caso, los entornos del desierto de Atacama, la ciudad de Iqueque y Salitreras. En el segundo caso, las dunas de Tiroque, en Valparaiso, y en la capital Santiago fueron las localizaciones elegidas para ser filmadas.