Minvu presentó programa de vivienda para organizaciones de trabajadores de Tarapacá

Sindicatos, federaciones y asociaciones podrán acceder a la vivienda propia, a través de construcción de proyecto habitacional privado, con apoyo de empleador y del Estado, complementado con crédito hipotecario.

Gran interés concitó entre los distintos sindicatos, asociaciones de funcionarios públicos y municipales, además de federaciones de diferentes rubros productivos en la región, el taller de presentación del nuevo Programa de Vivienda para Organizaciones de Trabajadores y Trabajadores que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo generó, en el marco del Plan de Emergencia Habitacional. Aproximadamente un centenar de dirigentes de trabajadores escucharon atentamente la exposición del seremi de la cartera, Francisco Martínez Segovia, quien también abordó las bases de esta última estrategia para enfrentar la crisis de la vivienda social que afecta a más de 25 mil familias en la región de Tarapacá.

“El presidente Gabriel Boric nos dio la tarea como ministerio, de trabajar un plan estratégico para abordar la actual crisis habitacional que vive Chile. Hoy, hay aproximadamente 650 mil familias en todo el país que aún no tiene su vivienda, tanto de sectores vulnerables como emergentes y medios. Las razones son múltiples, desde factores externos a conceptos profundos de política de Estado en torno al desarrollo de la vivienda social y el crecimiento urbano. Este nuevo programa que presentamos hoy forma parte de la estrategia de Estado que queremos impulsar, diversificando la manera de acceder a la casa propia”, precisó la autoridad.

Agregó que durante estos cuatro años de gobierno, la región de Tarapacá trabajará para construir y entrega 9.300 nuevas viviendas sociales, como piso mínimo. “Nuestro gobierno cree firmemente en la vivienda como un derecho. Y esta es la base también de la gestión que nuestro Ministerio de Vivienda y Urbanismo está empeñado en desarrollar en estos cuatro años en colaborativa con el Gobierno Regional, municipios y servicios públicos relacionados, para materializar este Plan de Emergencia Habitacional en todas las regiones”, dijo.

La actividad contó también con la presencia de la seremi de Gobierno, Alejandra Ceballos Rojas, quien relevó el compromiso presidencial para construir entre todos los actores sociales, un mejor país. “La vivienda es un tema que preocupa a muchas familias de nuestra región. Por ello, la presentación que nos hace el Minvu es una oportunidad concreta y forma parte del compromiso de gobierno que se hace cargo de esta problemática, porque entendemos que la vivienda es un derecho que debemos proteger. Nuestro presidente Gabriel Boric hizo un despliego territorial importante a lo largo del país y una de las prioridades de Tarapacá es precisamente, la vivienda”, dijo la autoridad regional.

La convocatoria contó además, con la presencia del alcalde de Pozo Almonte, Richard Godoy Aguirre, la mesa directiva de la Cámara Chilena de la Construcción Iquique, el Colegio de Arquitectos de Tarapacá, la Escuela de Arquitectura de la Unap y el gerente de Asuntos Públicos de Doña Inés de Collahuasi, Luciano Malhue, entre otros.

Programa

Los alcances del nuevo Programa de Vivienda para Organizaciones de Trabajadores y Trabajadoras fueron desarrollados por el jefe de la Sección de Coordinación Provincial y Comunal de la SEREMI Minvu, Mauricio Carrasco Sepúlveda y por la sectorialista del Departamento de Planes y Programas de la entidad, Carmen Zárate Espinosa, quienes también respondieron la ronda de consulta.

Entre los requisitos que deben cumplir los trabajadores y las trabajadoras para optar al subsidio se encuentran contar con capacidad de ahorro y la posibilidad de complementar el valor de la vivienda a través de un crédito hipotecario o aportes adicionales acorde a sus ingresos, considerando el apoyo del Estado mediante subsidio y beneficios adicionales, como el subsidio al pago oportuno del dividendo y un subsidio para financiar un seguro de desempleo, entre otros.

Para este programa, se considera que el empleador aporte el terreno, y los proyectos cumplan con criterios de localización, factibilidad técnica y normativa vigente para la construcción de la viviendas. Este primer llamado tiene fecha de cierre de presentación de proyectos el 30 de noviembre de este año, sin perjuicio de que cada año se realice un nuevo periodo de postulación.

Igualmente, los proyectos deben considerar un máximo de 300 viviendas, y al menos un 20% de ellas deben ser de un valor de hasta 1.200 U.F., destinadas para trabajadores con hasta el 50% en el Registro Social de Hogares (RSH), al menos 60% de viviendas de más de 1.200 U.F. y hasta 1.600 U.F. para trabajadores hasta 90% del RSH, y podrá considerarse también un tercer tramo de precio de vivienda, dependiendo de la capacidad de financiamiento de los trabajadores, de más de 1.600 U.F. y hasta y 2.200 UF.

Los montos de ahorros mínimos exigidos serán de 50, 70 y 120 U.F. dependiendo del valor de la vivienda a la que se postule y los trabajadores y trabajadoras deberán tener al menos el 50% del ahorro mínimo señalado depositado al 30 de noviembre de 2022 en alguna de las cuentas o instrumentos de ahorro señalados en el Programa de Subsidios para Sectores Medios. El 50% restante deberá ser enterado hasta la fecha de suscripción de la escritura de compraventa. Para este llamado especial, no será exigible la permanencia o antigüedad de la cuenta de ahorro.

Declaraciones

Paola Palavecino, directora nacional de Anfase, compartió su evaluación de este taller de difusión. “Toda iniciativa de mejorar es destacable. Lamento sí que este primer llamado tuviese un plazo tan corto para que uno con organización pudiese avanzar en todas las gestiones para concretar proyecto. Pero claramente este programa viene a soluciones un problema histórico para muchos trabajadores”, precisó. La dirigenta también abogó para que el Minvu pudiera incorporar dentro del abanico de programas uno dirigido a las Pequeñas y Medianas Empresas.

De igual manera, la presidenta de la Asociación Gremial de Funcionarios de la Salud, Evelyn Tabali, indicó que “es muy interesante saber que estos programas están comenzando a materializarse. Los empleados públicos y sus familias tienen también la necesidad de la casa propia y esta es una oportunidad. Si bien el plazo es muy acotado este año, tenemos la posibilidad de proyectarnos para el próximo”.

Al término de la actividad, los dirigentes tuvieron la oportunidad de tomar contacto con algunas de las empresas desarrolladoras y constructoras que trabajan en la línea habitacional para sectores medios, como Ebco y ACL Ltda.