Colegio Profesores no aceptaran condiciones indignas para las comunidades educativas

Es incomprensible que a casi dos meses de iniciado el año escolar con clases presenciales, día a día se conozcan casos de recintos educacionales que no cuentan con las condiciones mínimas de funcionamiento para sus alumnas y alumnos.

En el caso de la Región Metropolitana colegios de La Florida, Maipú, La Cisterna, Melipilla y Recoleta, entre otros, han presentado plagas de roedores o insectos, salas con graves fallas de infraestructura, baños defectuosos, casinos pequeños y sin ventilación, instalaciones eléctricas deficientes y riesgosas, micro basurales en sus frontis, entre otras.

Ante esta situación en Asamblea Regional el Colegio de Profesoras y Profesores de la Región Metropolitana acordó denunciar todas estas deficiencias, y no dejar más pasar este tipo de situaciones donde las y los estudiantes junto a las comunidades educativas tengan que enfrentar condiciones indignas para sus clases. Si no denunciamos, todo se tapa y se esconde debajo de la alfombra, como si los problemas no existieran.

Por ello, el presidente del Colegio de Profesoras y Profesores RM, Mario Aguilar, emplazó a las autoridades a fiscalizar el estado de los recintos educacionales, sus instalaciones y servicios que le entregan al alumnado.

El dirigente metropolitano, sostuvo que como gremio “venimos denunciando desde enero que muchos colegios, no sólo de la región metropolitana sino que en todo Chile, no tenían las condiciones adecuadas para el retorno masivo de los estudiantes a las clases presenciales”.

“Le exijo a la Superintendencia de Educación que cumpla su papel, porque parece que nosotros como gremio les estamos haciendo la pega, son ustedes los que deben fiscalizar, ustedes tienen las facultades legales para pasar multas, aplicar sumarios, establecer responsabilidades y que los responsables se hagan cargo. Es su labor, así lo establecen las leyes y las normas, por eso exigimos que fiscalicen y hagan su trabajo, vean que los sostenedores cumplan con las condiciones adecuadas” explicó Mario Aguilar.

Agregó el líder gremial que si bien no es labor del gremio, de todas formas fiscalizamos y denunciamos porque nos interesa defender a nuestras comunidades educativas, “Basta de que la gente acepte condiciones que no son adecuadas no es posible que las y los estudiantes tengan baños insalubres, que hayan plagas de insectos, plagas de roedores esas no son condiciones dignas que debe tener una o un estudiante en nuestro país”.

RECOLETA

Han habido comunidades educativas que se han atrevido y se han movilizado, como es el caso del Colegio San Juan Diego de la Fundación Mano Amiga, quien trató de minimizar las denuncias calificándolas a través de un comunicado de “incorrecta e incompleta”, pero fueron sus propios apoderados, estudiantes y profesores que a través de registros audiovisuales, evidenciaron que todas y cada una de las denuncias, respaldadas por el Colegio Metropolitano, eran correctas y veraces.

Para Mario Aguilar lo sucedido con la Fundación Mano amiga, que además maneja otros dos colegios en la Región Metropolitana (El Santa María de Guadalupe en Colina y el Santa Teresa de Jesús de los Andes en Conchalí) , demuestra que estas situaciones de mala mantención de los recintos, no solo se da en los establecimientos municipales o los dependientes de los servicios locales de educación, sino también en el sector particular subvencionado, en el que muchas veces el afán de lucro es más fuerte.