Los beneficios de regalar juguetes

Grandes y pequeños, de mesa o para disfrutar en el parque, con piezas o sin piezas, son múltiples las opciones que ofrece el mercado. Si tu presupuesto es ilimitado, seguramente tengas más opciones para escoger, aunque si tu poder adquisitivo es más acotado, siempre estará la opción de contar con juguetes baratos pero igualmente efectivos.

La cercanía a fechas festivas cómo los Reyes genera un efecto inmediato en las ventas de juguetes para niños y niñas. Jugueterías de todo el mundo preparan sus instalaciones para recibir el gran batallón de personas qué buscan el juguete indicado para poder hacer el regalo perfecto.

De la misma forma, también es común encontrar, en fechas de las fiestas, juguetes en ofertas, con rebajas importantes en sus precios originales.

¿Por qué regalar juguetes?

Además de ofrecer un espacio de recreación, entretenimiento y distracción, los juguetes brindan múltiples beneficios para los niños y niñas.

Los expertos en desarrollo cognitivo, sostienen que el uso de juguetes favorece al desarrollo neurológico, es decir, potencia sectores del cerebro en el que intervienen el lenguaje, las relaciones sociales, la actividad física y el control de las emociones, entre otras.

Adicionalmente ayudan a que los niños puedan explorar la realidad, desarrollar la imaginación, aprender, equivocarse y acertar. En definitiva, les permite incorporar nuevas habilidades a través de un entorno lúdico.

¿Cómo elegir el indicado?

Muchos son los factores qué pueden intervenir en la elección de un buen juguete para niños. En primera instancia, sea cual sea su propuesta recreativa, es importante verificar qué apunte a entretener y generar estímulos psicomotores. Asimismo, los siguientes 3 factores pueden contribuir a qué el regalo se convierta en el indicado.

Conocer al destinatario

Para cualquier tipo de regalo que desees hacer, antes de pensar en “que regalar” es importante conocer la persona a la que irá destinada. Entender sus gustos, intereses y necesidades es fundamental para que el regalo sea lo más personalizado posible.

En el caso de los niños y niñas se suma además el factor de la edad. Los juguetes presentan propuestas distintas, acorde al momento madurativo que esté atravesando el niño o niña, por lo que será necesario conocer su edad con la mayor precisión posible.

Seguridad ante todo

Los nenes utilizan todos los sentidos para conocer el mundo qué los rodea. Hasta cierta edad, una manera muy significativa de explorar su entorno es a través del sentido del gusto, llevándose a la boca los objetos con los que interactúan.

Conociendo esta práctica habitual, entendemos que es necesario qué los juguetes sean seguros y estén confeccionados del material indicado. No deben ser tóxicos ni cortantes si se rompen, y deben tener colores sólidos.

Por otro lado, otra manera de garantizar seguridad en el niño o niña en su momento recreativo es verificando qué cuando más pequeños sean ellos, más grande sea el juguete.

Mejor sin pantallas

En un mundo rodeado de tecnología puede resultar lógico querer introducir estos dispositivos en la vida de los más pequeños. Antes de hacerlo, es necesario conocer el impacto que las pantallas generarán en su desarrollo madurativo.

Pediatras, profesores y psicólogos sostienen qué el uso de estos dispositivos en niños pequeños puede alterar su imaginación como así también sus habilidades motoras o de comunicación. El sedentarismo es otra de sus consecuencias cómo así también los trastornos del sueño.

Con nuevos paradigmas

Los cambios socio-culturales imponen temáticas y conversaciones qué atraviesan todos los ámbitos de la vida y diferentes aspectos culturales, entre ellos los juguetes. Desde hace algunos años se ha instalado la idea de quitarle el género a los juguetes y ya son varias las marcas que se suman a esta propuesta.

El objetivo es que cada niño y cada niña pueda elegir sin limitaciones el juguete con el qué desea recrearse, sin importar su género.

La educación que reciben los niños y niñas durante su infancia es muy importante para el desarrollo de su persona. Es en este período de la vida en donde se sientan las bases de su personalidad.

Por todo esto, al momento de comprar un juguete, resulta muy importante elegir aquellos que estén alineados a esta tendencia.

Un clásico de todos los tiempos

Si hablamos de juguetes es necesario dedicarle un apartado a la muñeca más famosa y vendida del mundo: Barbie. Fue creada en 1959 por Ruth Handler, co-fundadora de Mattel y ha crecido de la mano de varias generaciones, captando la atención de las niñas de diferentes épocas y culturas.

Comenzó siendo sólo una muñeca y rápidamente fue adquiriendo numerosos accesorios muy innovadores con la intención de potenciar la experiencia lúdica. La casa de Barbi y el Auto de Barbie, fueron dos de los elementos qué se incorporaron poco tiempo después con el objetivo de generar, para la muñeca Barbie, un escenario de juego más cercano a la realidad.

Son muchas las profesiones y personajes de esta muñeca que ha lanzado la marca en todos estos años. Cada una de ellas viene acompañada de múltiples complementos qué ayudan a crear el mundo en torno a la propuesta. Quizás, el más destacado por todos es la variedad de sus vestuarios y el grado de detalle en su confección.

Mantenerse en el tiempo

Sin embargo, de destacar una cualidad de Barbi, se podría resaltar su capacidad de adaptación. Un juguete con más de 60 años de antigüedad ha podido mantenerse vigente gracias a qué supo escuchar los cambios socioculturales qué se suscitaban.

Barbie muñeca, nació originalmente bajo la estética tradicional de la mujer rubia con ojos claros. Sin embargo, con el paso de los años y tras los fuertes replanteos de los cánones de belleza qué surgieron a nivel social, la marca decidió incorporar modelos con nuevos cuerpos, distinto color de piel y de pelo.

Si retomamos el listado mencionado más arriba, notaremos que Barbie ofrece diversas alternativas de regalo que van desde muñecas hasta variados e innovadores accesorios. Cualquiera sea la elección al momento de pensar en un regalo, los juegos de barbie son garantía de confianza. Nunca fallan.

Los juguetes son objetos de recreación qué en los niños y niñas tienen el objetivo de estimular el desarrollo cognitivo y distintos tipos de habilidades.

Con el ejemplo de la muñeca Barbi, quedó evidenciada qué otras de sus funciones de gran importancia es acompañar los cambios socioculturales con nuevas propuestas lúdicas. Esto permite que el producto no quede obsoleto y pueda seguir siendo elegido por las nuevas generaciones.