Familias valoran acompañamiento de Fundación Integra en Pandemia

El estudio muestra el importante rol de la mujer durante este periodo y destaca el alto compromiso de las familias con la educación de sus hijos e hijas.

Algunos de los principales hallazgos son madres a cargo del hogar, fortalecimiento de roles parentales, alto compromiso de las familias con la educación de sus hijos/as y niños con muchas ganas de jugar, pero menos paciencia.

En el marco del Covid-19 y pensando en los niños y niñas que forman parte de la institución creada hace 30 años, Fundación Integra realizó un estudio sobre los efectos de la pandemia en niños/as, sus familias y equipos educativos, que estuvo a cargo de la Dirección Nacional de Educación y contó con el apoyo del área de Gestión del Conocimiento. La muestra se realizó a través de entrevistas telefónicas a 4.201 familias de la institución distribuidas a lo largo de todo el país y fue ejecutado por la Universidad Católica en diciembre pasado.

El estudio muestra el importante rol de la mujer durante este periodo y destaca el alto compromiso de las familias con la educación de sus hijos e hijas, quienes además valoraron positivamente el esfuerzo de los equipos educativos para compartir actividades que pudieran realizar en casa.
Según la dirección de Educación de Integra resulta fundamental contar con información que permita tomar decisiones para favorecer el proceso educativo de los niños y niñas.

Alicia Berríos, coordinadora de políticas y proyectos educativos, señala que “por ese motivo nos propusimos comprender la situación de ellos/as, sus familias, equipos educativos y regionales en el marco de la emergencia sanitaria. Esta información nos permitió proyectar el proceso educativo 2021 y desarrollar estrategias y recursos educativos de forma pertinente y oportuna”, menciona.

Uno de los resultados relevantes que entregó el estudio fue que, durante la pandemia, las mujeres han sido las principales cuidadoras de los niños/as y aunque perciben que la emergencia sanitaria ha empeorado su situación económica, laboral y su salud mental, les ha brindado más oportunidades para interactuar con sus hijos, aumentado las horas dedicadas a su cuidado y para hacer actividades en conjunto, como leer o jugar.

Al pensar directamente en los niños/as, los entrevistados dan cuenta que los principales cambios se concentran en el aumento de sus ganas de jugar y la disminución de su paciencia. Un 87% cuenta con un espacio para que los niños/as puedan jugar y la mayoría lo utiliza diariamente.

En tanto, las familias se comprometieron a realizar las actividades enviadas desde el jardín infantil, dedicando mayoritariamente dos o tres días a la semana para realizarlas. Además, un 95% alude a que las actividades les ayudaron a involucrarse en el proceso de aprendizaje y compartir más tiempo con los niños/as.

“Este período ha sido difícil para todos, sin embargo, hemos visto que las familias han demostrado un gran compromiso con los niños/as y su aprendizaje. Estos resultados nos llevan a pensar que, si bien el mayor contacto de los niños con su familia es positivo y ayuda al fortalecimiento del vínculo, es fundamental que continuemos proporcionando a las familias recursos de apoyo al aprendizaje, así como estrategias para potenciar su rol de primeros educadores”, dice Berríos.

El 2020, año marcado por las cuarentenas y el distanciamiento físico, las familias valoraron positivamente el rol de los jardines infantiles y el esfuerzo de los equipos para mantener un contacto permanente, compartir información relevante y actividades a realizar con los niños/as en el hogar. Un 96% de los entrevistados recibió al menos una vez, materiales como lápices, cartulinas y plastilina. Sobre un 80% de las familias evaluaron con nota 6 o 7 el apoyo recibido desde el jardín infantil durante la pandemia.

Yocelin Sanhueza Downing, directora regional de Integra sostiene que si bien el rol de los primeros educadores (familias) es fundamental para fortalecer el vínculo, el apoyo de los equipos educativos es trascendental para la continuidad en el proceso de aprendizaje. “El 84% de las familias valora positivamente el apoyo recibido durante esta pandemia y eso es muy importante para nuestra institución”, afirmó.

Tecnología como apoyo

De acuerdo con Marcela Fontecilla, directora de Educación de Fundación Integra, para dar continuidad al proceso educativo de los niños(as) era necesario recurrir a diversas estrategias on line. Por lo tanto, era fundamental conocer el acceso que tenían las familias a las tecnologías de la información.

Al respecto, el estudio da cuenta que sobre un 90% de las familias contaba con conexión a Internet propia, lo que permitió que pudiesen recibir la información y las actividades educativas enviadas, además de mantener comunicación constante con los equipos.

Cabe señalar que, a pesar que para efectos del plan educativo a distancia es importante contar con acceso a medios tecnológicos, las actividades educativas para los párvulos requieren su participación activa: jugar, moverse y explorar es indispensable. Por ello, se intencionó que todas las actividades enviadas pudieran realizarse con las familias con materiales sencillos y cotidianos, en el contexto de las actividades habituales que se realizan en el hogar.

“A partir de los resultados de este estudio hemos podido anticiparnos y planificar el proceso educativo 2021 considerando diversas estrategias y recursos. Esto con el fin de desarrollar un proceso más robusto, que permita a todos los niños y niñas de Fundación Integra aprender de acuerdo a sus características de desarrollo y aprendizaje, considerando el contexto de crisis sanitaria”, concluye Fontecilla.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 30 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 92 mil niños y niñas en todo Chile.