Fiscalizadores sorprenden a talador de tamarugos para fabricación clandestina de carbón

En el operativo de fiscalización realizado por CONAF y Carabineros, encontraron al infractor cortando árboles y con dos hornos para la elaboración clandestina de carbón.

En el último patrullaje de fiscalización forestal realizado por CONAF junto a Carabineros en la Pampa del Tamarugal, se encontró a un hombre que estaba realizando la corta no autorizada de especies nativas, cuyo objetivo final era la elaboración de carbón.

El hallazgo se produjo al interior del predio forestal Santa Ana en La Tirana, lugar donde personal del Departamento de Fiscalización de CONAF encontró en el sitio del suceso al infractor, quien en el lugar había realizado la corta y acopio de leña de tamarugo. Junto a estas evidencias, en el lugar se hallaron dos hornos con carbón en su interior, destinados –precisamente- para la fabricación artesanal y clandestina de este producto.

Juan Ignacio Boudon, director regional de CONAF, destacó el permanente trabajo de fiscalización que se realiza en el territorio, además de indicar que “con el apoyo de Carabineros, de tecnología satelital y de drones, hemos podido detectar in situ a un nuevo infractor de la legislación forestal. Por este motivo, se ha procedido a cursar la infracción correspondiente y, además, nuestro equipo está evaluando y sistematizando los daños ocasionados para tomar las acciones legales que correspondan por esta tala indiscriminada”.

Cabe mencionar que el tamarugo es una especie nativa que actualmente está catalogada como en peligro de extinción según la última clasificación realizada por el Ministerio de Medio Ambiente, además de estar protegido por la legislación forestal.

Según la normativa vigente, cualquiera acción de corta o explotación de bosque nativo, plantación forestal o formación xerofítica, deberá hacerse previo plan o norma de manejo aprobado por CONAF, al igual que para las plantaciones existentes en terrenos de aptitud preferentemente forestal. Asimismo, para quienes transporten y acopien productos primarios del bosque nativo, como leña, deberán contar con una Guía de Libre Tránsito emitida por la Corporación.

El responsable de corta, eliminación, destrucción o descepado de ejemplares clasificados vulnerables o en peligro de extinción, como en este caso, y que no corresponda a una intervención autorizadas por CONAF, será sancionado con una multa de 5 a 50 unidades tributarias mensuales por ejemplar, según indica la ley 20.283 sobre Recuperación de Bosque Nativo y Fomento Forestal.