Juventudes Progresistas proponen al CRUCH incorporar bachillerato universal en 2021 con notas de 1ro a 3ro medio

La organización juvenil entregó la propuesta lanzada este lunes por el PRO al Consejo de Rectores, que busca ser una respuesta excepcional al panorama que atraviesa la educación media y universitaria producto de la pandemia. La propuesta privilegia la trayectoria educativa para el proceso de entrada a la educación superior.

Lunes 10 de agosto de 2020. Esta tarde dirigentes de las Juventudes Progresistas (JPRO), propusieron al Consejo de Rectores (CRUCH) la incorporación de un bachillerato universal de carácter semipresencial, como mecanismo de ingreso a la educación superior durante 2021.

La propuesta sugiere al Consejo de Rectores, considerar como método de entrada a las universidades, un ranking con las notas de primero a tercero medio, acompañado de un programa de bachillerato universal que nivele el aprendizaje.

“La pandemia del coronavirus, si bien llegó en medio de cambios importantes al sistema de ingreso a la educación superior, la lógica de pruebas estandarizadas no ha cambiado. Por ello proponemos al CRUCH un mecanismo excepcional para un momento excepcional; el bachillerato universal es una forma segura y tranquila de llevar adelante el ingreso de miles de jóvenes a la educación superior”, planteó el presidente de la Juventud Progresista, Rodrigo Pinto.

El líder de la organización juvenil agregó que “la crisis de la educación en Chile proviene de mucho antes que la pandemia. La estandarización y la competencia en la educación media es perversa como mecanismo de entrada a la universidad. Un bachillerato universal es la respuesta a la deserción escolar y a la desigualdad en el aprendizaje, del cual nuestro sistema debe hacerse cargo”.

La propuesta considera que “la mayoría de las instituciones en Chile (si no todas) están adheridas a lo que son los CTS Créditos Transferibles. La asistencia a un bachillerato semipresencial durante el año 2021 sería una solución capaz de entregar un piso de certidumbre tan requerida en estos difíciles tiempos”.

“Plantear un bachillerato universal para el 2021 entregaría un mayor grado de tranquilidad a las familias que en estos momentos están preparándose para el ingreso a la educación superior, como también a las instituciones de educación superior”, indica la propuesta.