Rastreando a COVID-19 con inteligencia artificial

La inteligencia artificial (IA) se está convirtiendo en una poderosa herramienta para rastrear y tratar COVID-19 en Estados Unidos y en el extranjero.

Varias instituciones de Estados Unidos están elaborando nueva tecnología con IA o utilizando tecnología preexistente para monitorizar y tratar el nuevo coronavirus.

HealthMap, una aplicación de AI utilizada por el Hospital Infantil de Boston, fue lanzada en 2006. Fue uno de los primeros mecanismos de rastreo para detectar el brote de la epidemia de COVID-19 en China.

“Los datos de HealthMap han sido utilizados para estudios de investigación de acontecimientos de enfermedades contagiosas”, dijo Kara Sewalk, del Hospital Infantil de Boston, “e incluso puede ser utilizada por el público en general para recibir información en tiempo real sobre eventos de salud en su comunidad’ o en los lugares en los que puedan estar de viaje.

El algoritmo de HealthMap recopila datos en línea sobre acontecimientos de enfermedades infecciosas en todo el mundo de organizaciones de noticias y redes sociales en 15 idiomas. El sistema luego utiliza aprendizaje automático y tecnologías de procesamiento de lenguaje natural para rastrear brotes, explicó Sewalk.

Antes de la pandemia, investigadores de la Universidad de California en San Diego (UCSD) trabajaron durante 18 meses para crear un sistema de IA para detectar neumonía y daño pulmonar en los pacientes.

Una vez que los casos de COVID-19 comenzaron a llegar a los hospitales afiliados a la UCSD, los médicos utilizaron su tecnología para ayudar a diagnosticar y rastrear COVID-19 en más de 6.000 radiografías de tórax, según informes de los medios de comunicación.

Un estudio reciente realizado por investigadores (en inglés) en Estados Unidos y China encontró que la IA diagnosticó correctamente COVID-19 en el 68 por ciento de una muestra de pacientes que tenían exploraciones normales de tórax y que habían sido clasificados como negativos de COVID-19 por los radiólogos.

Esta innovación de Estados Unidos es posterior a “los 12.000 millones de dólares asignados por agencias y departamentos de todo el gobierno de Estados Unidos para beneficio de la respuesta mundial, incluyendo el desarrollo de vacunas y tratamientos, los esfuerzos de preparación y la asistencia humanitaria”, dijo el secretario de Estado Michael R. Pompeo en una declaración (en inglés),

Los esfuerzos para hacer un seguimiento de COVID-19 mediante la IA forman parte de esfuerzos internacionales más amplios para compartir datos y realizar investigaciones para una cura de COVID-19.