Terrenos en el sur de Chile siguen siendo demandados a pesar de pandemia

Existen variadas razones para que las personas decidan comprar un terreno. Hans Holzhauer, jefe Zonal Sur de Tattersall GDA, entrega las claves de por qué los precios y la demanda de predios en el sur del país sigue siendo una alternativa atractiva.

La sequía que afecta a la zona norte y central del país, el estallido social ocurrido en octubre pasado y los bajos intereses que ofrecen los bancos para captar inversores. Muchas pueden ser las causas de por qué la gente a pesar de la emergencia sanitaria que afecta a nuestro país debido al Covid-19.

Así lo explica Hans Holzhauer, jefe Zonal Sur de Tattersall GDA, quien asegura que los terrenos del sur de Chile siguen siendo de alta demanda y manteniendo sus precios a pesar de la contingencia: “Cuando el tema de la pandemia comenzó, se frenaron los inversionistas durante un tiempo, ya que no existía claridad respecto a las medidas que adoptaría la autoridad sanitaria y tampoco se conocía como sería la reacción a nivel país. A finales de marzo se reactivó la compra y venta, de hecho aumentó el nivel de interesados buscando campos en el sur, los teléfonos no paran”.

El experto explica que existen tres causas que se pueden asociar a este escenario. La primera de ellas es la sequía que afecta a gran parte del territorio nacional, lo que ha tenido como consecuencia, el traslado de agricultores, fruteros y ganadores a zonas con una mayor disponibilidad de agua, por ende, cada vez más al sur. Otra de las causas que Holzhauer entrega es que posterior al 18 de octubre, fecha en la que empezó el estallido social, existe un alza en la demanda de campos con menor superficie y terrenos, ya que son muchas las personas que buscan salir de Santiago y buscan lugares más tranquilos para vivir. “Hay también alta demanda por terrenos o campos más pequeños, pensando en familias que quieren salir de la capital y tener una vida más campestre en regiones. Además, hemos notado mayor demanda en regiones por parte de inmobiliarias, que buscan terrenos con orillas de lago, ríos, o algún atractivo, como por ejemplo, bonitas vistas”, dice el experto.

La tercera razón de este aumento en la demanda de terrenos, está gatillada por los bajos intereses que están recibiendo inversionistas en los bancos y en sus inversiones en general. Según Holzhauer, la tierra sigue gozando de una buena plusvalía y sigue siendo una excelente opción para quienes lo ven como una inversión al corto, mediano o largo plazo. “A mi parecer, invertir en tierra es una inversión segura. La plusvalía va a depender del lugar geográfico donde se encuentre y también de las características de un terreno. Por ejemplo, un terreno con orilla de lago o río va a tener siempre una buena plusvalía. Lo mismo con terrenos cercanos a centros poblados o ciudades que están hoy en día más de moda. Es un simple ejercicio de oferta versus demanda”, sentencia el experto de Tattersall GDA.