Cuenta Pública INDAP destaca gestión ante sequías, modernización y apertura de mercados para empresas agricolas

Acciones para enfrentar los efectos de la crisis hídrica en la agricultura familiar campesina, búsqueda de nuevas vías para la comercialización de sus productos y modernización de programas eje para la atención a este sector, marcaron el trabajo de INDAP el último año y son prioridades en 2020, junto a la emergencia por el Covid-19, de acuerdo a la Cuenta Pública 2019 de este servicio del Ministerio de Agricultura, entregada desde Río Bueno (Los Ríos), por su director nacional Carlos Recondo.

Un total de 164.896 personas pertenecientes a la pequeña agricultura de todo Chile, de las cuales 74 mil son mujeres, 54 mil pertenece a pueblos indígenas y 13 mil son jóvenes menores de 31 años, fueron atendidas con asesoría técnica, capacitaciones, créditos y otros instrumentos financieros, en 2019.

Con un presupuesto anual que llegó a $302.460.396 (incluidos los $14.222.529 apalancados desde los gobiernos regionales), y una ejecución de $299.086.655 (98,88% del total), los recursos invertidos en estos usuarios fueron $245.171 millones (81%). Los restantes $55.876 millones (19%) fueron utilizados para la operación y el soporte institucional.

Sequía, emergencias y cambio climático

“El año pasado fue uno de los más duros para la pequeña agricultura, fuimos azotados por la sequía más grande de nuestra historia”, describe Recondo para introducir al tema que más preocupó a INDAP en 2019 y que obligó actuar de urgencia en apoyo de los productores, especialmente en las 7 regiones con declaración de emergencia agrícola.
Este 2020 la ejecución del presupuesto estará focalizada en las regiones con sequía y en decretos vigentes de emergencia y/o escasez hídrica, y la apuesta a largo plazo es insistir con mayores prácticas de sustentabilidad y la promoción de prácticas de adaptación al cambio climático.

La inversión en el Programa de Riego fue de más de $15.000 millones con lo que se mejoró la gestión del agua en 13.495 hectáreas beneficiando a 5.200 pequeños agricultores, de los cuales 799 accedieron al beneficio Primera Hectárea de Riego (773 hectáreas). Además se financiaron 2.056 proyectos de riego intrapredial, 14 proyectos de recuperación de tranques de la ex CORA, 100 proyectos de Riego Asociativo; y 1.183 usuarios accedieron al Bono Legal de Aguas y 94 a Estudios.

Las emergencias provocadas por la crisis hídrica, junto con las lluvias extra temporáneas, incendios forestales, nevazones, sismos y otros eventos climatológicos, obligaron ir en ayuda de 60.600 pequeños agricultores en 14 regiones en los que se invirtieron $9.900 millones. De estos, $7.600 millones se destinaron a afectados por la sequía con alimento para su ganado, fructosa para abejas, botiquines veterinarios, materiales de riego, entre otros.

El trabajo con otras entidades públicas y privadas también ha sido clave en este desafío. Un ejemplo que INDAP destaca es el convenio con el Mercado Lo Valledor y la municipalidad de Petorca, para llevar periódicamente toneladas de residuos vegetales con los que se colabora en la alimentación de unos 2 mil animales de más de 200 pequeños ganaderos en esa árida zona de Valparaíso. Esta alianza solidaria, y también ecológica ya que evita enviar esos recursos a vertederos, aún puede ampliarse a otras comunas.

La institución también se definió como enfocada en preparar a los pequeños agricultores para que se adapten ante los efectos permanentes en el territorio por el avance del cambio climático. Una de las medidas aquí fue la creación del Comité de Emergencia para la Adaptación al Cambio Climático, con expertos de la academia y agroclimatólogos, que entre sus primeras iniciativas tuvo la realización de 5 talleres que convocaron a un total de 600 pequeños agricultores en las regiones más afectadas por la sequía con los que se analizaron y buscaron soluciones para esta realidad.

Comercialización y asociatividad: Nuevos espacios y nuevas tecnologías

La permanente dificultad de la pequeña agricultura para acceder a mercados, que se agudizó con el estallido social y ahora aún más con la emergencia por la propagación del Covid-19, aparece como otra de las grandes prioridades institucionales de INDAP.

En 2019 hubo 6.233 usuarios que recibieron apoyo gracias a los programas de comercialización, los que gestionaron ventas por casi $11.000 millones. En este plano se alcanzaron 88 Alianzas Productivas totalizando a 3.596 usuarios encadenados en diferentes industrias; se levantaron 91 Mercados Campesinos permanentes, con una inversión de $200 millones en infraestructura y la ampliación de espacios como los que permiten los acuerdos con Mall Plaza y Espacio Urbano.

Las cifras 2019 en el ámbito de la gestión de nuevas vías para la comercialización destacan también 105 usuarios que participaron del Convenio con Lo Valledor (ventas sobre $6.800 millones), 69 en convenio con UNIMARC ($870 millones), 108 tejedoras en convenio con Fundación ONA y Tiendas PARIS para la campaña “Volver a Tejer”, 680 productores de arroz de Maule y Ñuble asociados con Tucapel y Carozzi, 556 usuarios en diferentes ferias como expositores, 35 postulantes al Concurso Catador (10 medallas de oro y plata, 672 usuarios con Sello Manos Campesinas), y la operación de 6 tiendas físicas Mundo Rural con ventas por $763 millones.

En el Programa Compras Públicas, en tanto, el convenio con Junaeb ha generado ventas por $2.450 millones con 447 agricultores como protagonista, y actualmente se trabaja en un convenio para abastecer a Gendarmería de Chile.

La promoción del trabajo asociado de los productores, considerada una fórmula efectiva para acceder al mercado, se realiza a través de instancias como el Programa de Asociatividad Económica – PAE – que en 2019 atendió a 139 Empresas Asociativas Campesinas (EAC) y 49 Grupos de Emprendedores, un aumento del 13% respecto de 2018.

El presupuesto para este programa se incrementó en un 22%, llegando a $1.562 millones, mientras este 2020 contará con $1.744 millones, 11,7% más de presupuesto con relación al año 2019, para atender a 215 EAC y Grupos de emprendedores.

Perfeccionamiento de programas eje de INDAP

La necesidad de una mejor focalización de los recursos especialmente en los sectores más vulnerables llevó a una de las mayores tareas: la modernización de los programas eje de INDAP que son el de Desarrollo Local –Prodesal- y el Servicio de Asistencia Técnica -SAT-.

En el Prodesal se generaron nuevas tipologías (microproductor, productor familiar y productor empresarial) y ahora se implementará un plan de promoción de beneficiarios, de tal manera que aquellos que cumplan con las condiciones, puedan dar el salto a otro programa que atienda de mejor manera sus necesidades, y así permitir el ingreso de nuevos beneficiarios, dando la opción para que más familias puedan acceder al apoyo que ofrece INDAP. Mientras, en el SAT se ha incorporado la posibilidad de apoyar las inversiones habilitantes para acceder al mercado, y con una atención más pertinente al rubro y condiciones agroclimáticas.

En la reformulación se recogieron estudios propios y las recomendaciones de la Dirección General de Presupuestos –Dipres-, además del diálogo con los distintos actores, incluidos los municipios y los usuarios.

INDAP también resalta el compromiso que ha tenido con el Plan de Desarrollo Rural que convoca a distintos ministerios y otras entidades para dar soluciones integrales a las necesidades de la gente del campo. Melipeuco y Los Sauces, comunas que han servido como piloto para esta iniciativa, cuentan con ejemplos concretos como grupos potenciados en el Turismo Rural y otros en nuevos cultivos.

Atención eficaz, pero siempre con afecto y cariño

En sus palabras finales, el director nacional de INDAP, Carlos Recondo, enfatizó que en este último año “hemos intentado ser fieles a nuestra misión institucional y en forma muy principal hemos procurado a ser fieles al mandato ciudadano expresado en el apoyo entregado al programa de gobierno propuesto por el Presidente de la República a los ciudadanos de nuestro país”.

“Hemos procurado servir a nuestros usuarios, a las familias de la agricultura familiar campesina de todo Chile, con eficacia, pero por sobre todo con cercanía, cordialidad, afecto y cariño. Pueden tener la seguridad que cada uno de los funcionarios y funcionarias del INDAP, tienen un compromiso profundo”, enfatizó.

La Cuenta Pública comenzó con un video del ministro de Agricultura, Antonio Walker, que entregó un afectuoso saludo a los pequeños agricultores y al equipo de INDAP. También se exhibió un mensaje en el mismo sentido del intendente de la región de Los Ríos, César Asenjo.

Revise Cuenta Pública INDAP