Obispo de Iquique anunció suspensión de celebración de Fiesta de La Tirana para este 2020

El comunicado fue emitido a través de los canales de comunicación del Gobierno Regional de Tarapacá, donde Monseñor Guillermo Vera junto al intendente, el Rector del Santuario de la Tirana, el Presidente de la Federación de Bailes Religiosos, y el Alcalde de Pozo Almonte, daban a conocer la determinación de no realizar la celebración del 16 de Julio en el Pueblo Santo.

“No subiremos a la Tirana como estamos acostumbrados a celebrar, no por eso no celebraremos la Fiesta, sino, que lo haremos de una manera distinta” Con estas palabras Monseñor Vera comenzaba a entregar el comunicado el cual anunciaba la determinación de no realizar la fiesta de Nuestra Señora del Carmen en el Pueblo de la Tirana este 16 de Julio. Todo esto fue entregado dentro del reporte diario que entrega la Gobernación Regional de Tarapacá con respecto al COVID-19 en nuestra región.

El obispo de Iquique aclaró que, junto al Intendente, Miguel Ángel Quezada, el alcalde de Pozo Almonte, Richard Gody, el Rector del Santuario, Carlos Inarejo Lillo, y el Presidente de los Bailes Religiosos, Juan Pablo Maturana, querían invitarnos a vivir esta Fiesta en la tranquilidad desde nuestros hogares, en ambiente de familia, de oración, de alegría serena, en el ambiente de un pueblo que se cuida. Que nuestras casas sean una Tirana, que nuestros corazones sean el más hermoso santuario.

“Con motivo de la enfermedad que nos aflige, hace ya unas semanas que el Santuario está cerrado, y por el momento seguirá así, pero el corazón de la Virgen no lo estará, más bien, estará siempre atento, abierto y dispuesto a acoger la oración de los hijos que en cualquier lugar eleven hasta Ella”. Agregó Mons. Vera.

También expresó que el no subir hasta La Tirana en este Mes de Julio, es causa de tristeza, sin embargo, incentivó a que ese sentimiento lo podamos ofrecer como una gran oración de súplica, deseando que llegue pronto el momento en que, vencida la enfermedad, podamos correr a encontrarnos con la mirada amorosa de la Virgen que siempre nos renueva.

Con respecto a los Bailes Religiosos comentó: “Estoy cierto que estos sentimientos animaron a las Asociaciones de Bailes Religiosos hace ya unas semanas a tomar el acuerdo de ofrecer el sacrifico de no subir al Santuario este año por las circunstancias que vivimos y ofreciendo así el sacrifico de la obediencia y de la responsabilidad con que hemos de cuidar la vida de nuestros mayores y de toda persona en cada una de nuestras familias. Como obispo agradezco esta determinación”.

Para finalizar, agregó que en las próximas semanas se irá entregando información de cómo podremos vivir la Fiesta desde nuestros hogares, pero enfatizando que desde ya sigamos cuidándonos, acatando lo que las autoridades nos piden para nuestro bien, y que recemos de manera personal y familiar, disponiendo así nuestros corazones a vivir con frutos esta Fiesta diferente.