Expertos evalúan planes del Gobierno y medidas de oposición para enfrentar crisis por COVID-19

El economista y académico de la Usach, Gonzalo Martner, valoró el apoyo del nuevo plan fiscal del Gobierno a las empresas, pero criticó el desequilibrio de los montos en comparación a la ayuda que recibirán las familias vulnerables y trabajadores informales.

Respecto a las medidas planteadas por la oposición, el académico de la Universidad de Santiago, Hernán Frigolett, consideró que prohibir el despido de los trabajadores permite que el reemprendimiento sea más fácil y “tengamos a diciembre una economía que recupere la normalidad”. Víctor Salas, también académico Usach, enfatizó que el gasto fiscal debe aumentarse.

Un segundo plan fiscal fue anunciado por el Gobierno para enfrentar la crisis económica que ha generado la pandemia del coronavirus. Dicho plan contempla un aporte a los microempresarios y un fondo para beneficios y creación de empleos para familias vulnerables y trabajadores informales.

El economista y académico de la Facultad de Administración y Economía (FAE) de la Universidad de Santiago, Gonzalo Martner, valoró el apoyo a las empresas a través del Fondo de Garantías para Pequeños Empresarios (FOGAPE), donde el Estado aportará US$3.000 millones. “Esto les permitirá pasar la emergencia sin ir a la quiebra”, destacó.

Sin embargo, señaló que el principal problema de este plan fiscal es lo anunciado para los trabajadores informales y familias vulnerables. “Hay muy poca precisión en lo anunciado para las familias de mayor vulnerabilidad, ya que sumados al conjunto de trabajadores informales llegamos a alrededor de 2,6 millones de personas”, afirmó.

El plan fiscal contempla un fondo de hasta US$2.000 millones para la transferencia de beneficios y creación de empleos de emergencia de manera progresiva. Para Martner, el apoyo del Gobierno debe traducirse en mayores montos a los aportados mediante bonos anteriores.

“Hay dos mil millones de dólares versus 3 mil millones para del FOGAPE. Es decir, hay un desequilibrio en el apoyo a las empresas, que es necesario, versus el que se le entrega a los que no tienen trabajo formal”, criticó.

Propuesta de la oposición

Once partidos de la oposición plantearon una serie de medidas que el Ejecutivo debe considerar para que el sector apoye paquetes fiscal con miras a enfrentar el escenario económico adverso producto de la pandemia. Entre las propuestas, plantean prohibir el despido de trabajadores, apoyar a los independientes y salvar empresa estratégicas para el Estado.

Para el ex Tesorero General de la República y académico de la FAE de la Usach, Hernán Frigolett, la medida pretende darle más certeza a los trabajadores, manteniendo la relación laboral “de modo que, al momento de reactivarse la economía, el reemprendimiento pueda ser fácil y que tanto empleadores como trabajadores puedan reparar sus servicios comerciales, de restoranes y de hoteles”.

“Eso dará gran ayuda a que la reactivación sea corta y podamos tener a diciembre una economía que recupere la normalidad”, consideró.

Visión similar tuvo el también economista y académico de la FAE de la Usach, Víctor Salas, quien explicó que esta crisis económica tiene efectos inciertos y, por eso, la importancia de dar mayor certidumbre tanto a las empresas como a las familias. “Que no tengan que estar en cinco meses más todos en la calle buscando puestos de trabajo”, afirmó.

“Todo eso requiere recursos. Hay dos cuentas de recursos en que uno debería pensar: recursos fiscales y participación de la banca”, sostuvo. “Habrá que gastar más de un 2,5% del PIB, que era lo que contemplaba el Gobierno, para llegar hasta incluso un 6% en mayor gasto, a fin de mantener empleos y resolver los problemas de las empresas. El efecto económico así podrá recuperarse. Si no, estaremos destrozados”, concluyó.