Expertos consideran que inexperiencia y desconocimiento hicieron fracasar a Schmidt en COP25

El climatólogo de la Usach, Dr. Raúl Cordero, considera que las críticas a la labor de la autoridad radican en que su equipo no estaba preparado para enfrentar una reunión de alto nivel político y diplomático, lo que impidió conseguir el principal objetivo de la reunión. “Trataron de sacar dividendos mediáticos de un tema mundial para mejorar la imagen del Presidente; una operación cosmética que no les resultó”, critica el analista de la Universidad, Dr. Fernando Estenssoro.

“Por qué Chile quiso presidir la COP25 si ha demostrado tanta torpeza y tan poco empeño en sacar su contenido adelante”, apuntó el diario español El Periódico. “El enfoque que la presidencia ha tomado muestra cómo ha escuchado a los contaminadores y no a la gente”, sostuvo Greenpeace Internacional. Power Shift Africa, en tanto, consideró que “así como la presidencia de Chile está traicionando a su gente en su país, ahora está traicionando nuestro futuro”.

Para el líder del Grupo de Investigación Antártica de la Usach y experto en cambio climático, Dr. Raúl Cordero, el mal desempeño de la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, como Presidenta de la reciente cumbre climática celebrada en Madrid se debió, principalmente, a su falta de experiencia en este tipo de reuniones. “Tardaron mucho en entender que esta era una reunión política y diplomática y que, por lo tanto, tenían que haber formado un equipo político y diplomático experimentado”, consideró.

El climatólogo, que dictó este martes la charla ‘Cambio Climático. Indicadores y Mitigación’ en el marco de la primera jornada de Encuentros Científicos de Obras del Departamento de Ingeniería en Obras Civiles de la Universidad de Santiago, señaló que el desafío de la actual cumbre era cerrar la negociación del reglamento que permitía la aplicación del Acuerdo de París, antes de su entrada en vigencia.

“En la COP24 solo se dejó un asunto pendiente y la COP25 debía cerrar ese pendiente: la reglamentación del mercado global de carbono. Esa es la deuda y por eso no puede ser considerada exitosa la cumbre, pese a sus logros puntuales”, afirmó. “No hay voluntad política de las partes involucradas. Rusia y Estados Unidos no ayudan, sino que están absolutamente abocados a detener el progreso de la agenda climática global”, explicó.

El trasfondo del debate ambiental

Por su parte, el académico del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Universidad de Santiago y analista internacional, Dr. Fernando Estenssoro, considera que la mala performance de la delegación chilena en la cumbre se debe al desconocimiento, de parte de las autoridades, sobre la verdadera discusión de poder que hay como trasfondo en el debate ambiental.

“Terminan haciendo el ridículo no por ser malas personas, sino por ser ignorantes. Si hubieran consultado a la gente que lleva años estudiando esto, sabrían de antemano que iba a ser un fracaso”, sostuvo el autor del libro ‘La geopolítica ambiental global del siglo XXI. Los desafíos para América Latina’, que se presentó este martes en el IDEA. En palabras del autor, la investigación postula que son los países ricos que son los mismos países que generaron la crisis ambiental global hace más de 200 años los que no están dispuestos a pagar el costo de reparación del planeta.

En conclusión, el doctor en estudios americanos señala que el Gobierno “trató de sacar dividendos mediáticos de un tema que es mundial para mejorar la imagen del Presidente, en una operación cosmética que no les resultó. Habría sido un fracaso en cualquier parte del mundo, porque los países ricos no están dispuestos a dejar de ser ricos para salvar el mundo”.