Argentina: Analistas advierten que primeros desafíos de Fernández serán económicos

El académico argentino de la Usach, Dr. Pablo Lacoste, considera que uno de los primeros objetivos del Mandatario trasandino son disminuir la inflación y diferenciarse de otros gobiernos de la región. Dr. Fernando Estenssoro, también académico de la Universidad, advierte que “la evolución del proceso chileno es de profunda relevancia” para el país trasandino.

Este 10 de diciembre asume la presidencia Alberto Fernández, quien ha prometido “poner a Argentina en pie” tras más de un año en recesión, el aumento de tasas de desempleo y pobreza, además de la alta inflación que estaría afectando al país trasandino.

“El nuevo presidente recibe la economía de Argentina con una serie de indicadores importantes, algunos positivos como la baja del déficit fiscal y otros negativos como la altísima pobreza y la inflación”, explica el académico del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Usach y analista internacional argentino, Dr. Pablo Lacoste. El especialista agrega que no deben olvidarse los problemas que se arrastran desde antes, y que no se han solucionado, como la economía que “está estancada hace 8 años”.

Para el también experto del IDEA de la Universidad de Santiago, Dr. Fernando Estenssoro, la situación es alarmante. “Los principales desafíos que enfrentará el nuevo gobierno son de carácter social y económico. En el aspecto social Macri entrega un país en estado calamitoso”, opina el doctor en estudios americanos.

Para ambos académicos, los planes económicos de los últimos presidentes, Cristina Fernández y Mauricio Macri, “han resultado deficientes” y han “dejado a Argentina en la miseria”. Estenssoro enfatiza que es de suma importancia que sobre este escenario, el nuevo gobierno “debe intentar recuperar lo más rápido posible las tasas de mayor bienestar social para la población, sino que aumentar la tasa de empleo, pero con un escenario económico adverso y caracterizado por un país endeudado y con posibilidades de caer en default”.

Así mismo, Lacoste indica la importancia de que este nuevo plan económico reactive la economía, disminuya la inflación y de que pueda cumplir las promesas que otros gobiernos de la región no han podido cumplir. “La derrota de Macri puede servir como advertencia para otros gobiernos de centro derecha de la región”, alerta. “Las corrientes sociales se han volcado por un líder intermedio tras los fracasos de la izquierda kirchnerinista y la derecha macrista”, opina.

Estenssoro lo ve desde otro punto de vista. “La situación no está fácil para el nuevo gobierno, sin embargo, pese a lo negativo del panorama, también hay ciertas luces de esperanza que permitirían que Argentina avance en un nuevo trato social. Y aquí, no es menor lo que está ocurriendo en Chile”, comenta.

“La evolución del proceso chileno es de profunda relevancia no sólo para este país, sino que para sus vecinos. El estrechar vínculos económicos-productivos entre países de la región, puede ser una alternativa real que tienda a construir y profundizar modelos de mayor integración económica regional y sub-regional alternativos al neoliberalismo”, finaliza el experto.