Diputado Trisotti conforma bancada migrante que busca impulsar nueva legislación

Invitados por el Servicio Jesuita a Migrantes, el grupo –explicó el parlamentario- apunta a “pedirle al Gobierno que envíe lo antes posible este proyecto de nueva ley migratoria, para poder fomentar los grandes beneficios que puede traer la migración cuando esta es moderna y bien regulada”.

Diputados de todos los sectores políticos, motivados por el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), lanzaron hoy la “Bancada Migrante”, cuyo objetivo es solicitar al Gobierno que cumpla con su compromiso de enviar un proyecto de ley para modernizar la legislación migratoria –que data de 1975-, tramitar esa iniciativa con celeridad y coordinar políticas sectoriales en vivienda, salud, educación y trabajo.

El diputado UDI por Tarapacá, Renzo Trisotti, es parte del grupo que conforman también las diputadas Karol Cariola (PC), Maya Fernández (PS) y Paulina Núñez (RN), sus pares Claudio Arriagada (DC), Jaime Bellolio (UDI), Ramón Farías (PPD), Giorgio Jackson (RD) y Luis Rocaful (PS), y que cuenta con el apoyo de la Asociación de Migrantes Latinoamericanos en Chile (AMIL) y la Organización Socio Cultural de los Haitianos en Chile (OSCHEC).

Según explicó Trisotti, “llevamos casi tres años esperando que se cumpla el compromiso del Gobierno de enviar una nueva ley migratoria. Todos quienes formamos parte de este grupo coincidimos que existen desafíos pendientes en torno a la migración y que el primer paso para abordarlos es la existencia de un nuevo marco regulatorio, entendiendo que la migración ha variado desde 1975, en su volumen y también en sus efectos”.

Sobre este punto, el parlamentario añadió que “la migración está generando efectos y eso por eso que debe existir una política de Estado que sea integral, que incluya normas definitivas, no parches, en materia de vivienda, de salud, donde haya un estricto respeto a los derechos de todos los migrantes y también un estricto apego a nuestra normativa y el cumplimiento de los deberes”.

El diputado Trisotti destacó que mientras en 1992 los migrantes representaban el 0,8% de la población total del país, con 105.070 personas, esa cifra aumentó al 2,7% en 2015, con 465.319 personas. “Es decir, el número se cuadruplicó en poco más de 20 años y creció en 31% solo en los últimos dos años”, afirmó, añadiendo que “es este aumento explosivo de migrantes en los últimos años, la necesidad de resguardar sus derechos, el respeto por las comunidades en las que se radican y la importancia de regularizar los deberes que tienen que cumplir son algunas de las motivaciones que tenemos para exigir que la ley se adecue a los nuevos tiempos”.

“Acá estamos parlamentarios de todas las corrientes políticas; podemos tener distintas visiones, pero vamos a trabajar sobre todo aquello que nos une y que en definitiva es pedirle al Gobierno que envíe lo antes posible este proyecto de nueva ley migratoria, para poder fomentar los grandes beneficios que puede traer la migración cuando esta es moderna y bien regulada”, finalizó.