Encuesta CASEN 2015 en Tarapacá será aplicada a más de dos mil hogares urbanos y rurales

Seremi de Desarrollo Social, Mariela Basualto, llamó a familias a abrir sus puertas a personas que levantarán la información.

Aplicacion de Encuesta CASEN 2015 en TarapacaComenzó en Tarapacá la aplicación de la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (CASEN) 2015, donde se pretende aplicar el instrumento a 82 mil viviendas a nivel nacional.

En la región de Tarapacá se aplicará este instrumento de levantamiento de información a 2.428 viviendas, en el área urbana y rural.

La secretaria regional ministerial de Desarrollo Social, Mariela Basualto, destacó la necesidad del apoyo de las familias para las personas que llegarán a las viviendas a encuestar, las que estarán identificadas con credencial y que trabajarán en esta labor en jornada diurna y vespertina los siete días de la semana.

Basualto destacó que “la CASEN es un instrumento, uno de los más exactos para evaluar la condición socioeconómica de la población, en especial para determinar la pobreza multidimensional, que va desde el entorno en que viven las familias, la escolaridad e incluso el acceso al transporte y el tipo de vivienda”, destacó.

Aclaró que con este instrumento se pueden implementar políticas públicas y los programas y subsidios que entrega el Estado.

Uno de los aspectos que lleva el proceso Casen 2015 es que la información que entregan las familias es de carácter confidencial, y que las personas que tomarán la muestra hasta el próximo 31 de enero del 2016 están debidamente identificadas con una credencial.

A nivel nacional el proceso está a cargo la Universidad de Chile y apoya la labor en la región la Universidad Arturo Prat.

Las personas portarán una credencial con foto y su Rut, datos que se pueden verificar a través de internet en la página web (www.encuestacasen.cl).

Cabe consignar que dentro de las novedades en el cuestionario de preguntas que trae la CASEN 2015, destacan la incorporación de consultas relacionadas con el entorno en que habitan los hogares, las redes sociales de que disponen, la diversidad sexual, la afiliación a organizaciones sindicales y gremiales, la existencia de cuidadores familiares remunerados y no remunerados, la deserción escolar, la carrera cursada en la educación superior, el tipo de combustible y fuente de energía utilizado en la vivienda, así como la inclusión del nuevo estado civil denominado “conviviente civil”.

El proceso partió el 2 de noviembre y se extenderá hasta el 31 de enero de 2016.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.