Carabineros decomiso más de 34 mil huevos que ingresaban de contrabando por Colchane

Más de 34 mil unidades de huevos ingresados de forma ilegal, además de un importante cargamento de productos de origen animal y vegetal ingresados desde Bolivia fueron decomisados por Carabineros de la subcomisaría Colchane en dos procedimientos ocurridos en el sector fronterizo.

Carabineros presenta huevos decomisados en ColchaneEl primero se realizó cuando los uniformados realizaban controles vehiculares preventivos divisaron un furgón Nissan Caravan que ingresaba por el paso no habilitado Cerrito Prieto. Al fiscalizarlo se percataron que en el interior llevaba mercadería de procedencia boliviana con prohibición de ingresar al país por no mantener los permisos acreditados por el SAG.

Entre la mercancía incautada había 7.260 huevos, diez cajas de papayas, seis cajas de maracuyá, dos cajas de plátano, una caja de locoto, tres sacos de papas y dos sacos de locoto.

Por ello procedieron a la detención de E.C.C. (39) y N.V.M. (32) por el delito de contrabando de mercadería.

De la misma forma, durante la madrugada cuando Carabineros realizaba servicios preventivos en el sector Pisiga Carpa, fiscalizaron una camioneta marca Nissan modelo Atlas que transportaba 27.000 huevos adquiridos en Bolivia e ingresados a territorio chileno de manera ilegal transgrediendo los controles fito sanitarios, resultando detenidos E.M.M. (46) y H.C.Ch. (45) por contrabando.

Además en ambos casos se logró la incautación de los vehículos en los que transportaban los alimentos los que quedaron a disposición de Aduanas.

El fiscal de turno dispuso que los cuatro sujetos quedaron apercibidos art. 26 del CPP en espera de citación, quienes manifestaron que los productos serían comercializados en ferias informales de Iquique y Alto Hospicio. Las especies fueron entregadas al personal del SAG del complejo fronterizo Colchane para su destrucción.

El Director Regional del SAG, informó que el ingreso clandestino de huevos de gallina, puede provocar graves daños a la ganadería nacional, ya que éstos pueden ser portadores de enfermedades ausentes en el país como la influenza aviar y el newcastlle, las que además son de carácter zoonóticas, es decir que pueden ser transmitidas a las personas.

“El llamado es hoy a los consumidores abstenerse de adquirir y consumir productos de dudosa procedencia, ya que las consecuencias pueden ser gravísimas para el patrimonio zoosanitario de Chile, pero también para el estatus sanitario de la población. Mientras exista demanda de productos clandestinos, habrá contrabando y terminar con este ilícito es tarea de todos(as)”, recalcó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.