Niño y su mascota fueron rescatados de vivienda siniestrada en Alto Hospicio

Momentos dramáticos vivieron vecinos de la calle Los Tumbos en Alto Hospicio, después de que se desatara un incendio en una propiedad en cuyo interior se encontraba bajo llave un menor de 5 años junto a su perro. Su madre había salido de compras.

Mascota rescatada de incendio en Alto HospicioEl siniestro se declaró cerca de las 09:45 horas de hoy, en la casa 2897 de Los Tumbos esquina de Los Guindales. De acuerdo a las versiones entregadas por testigos, las llamas comenzaron a consumir rápidamente la propiedad, escuchándose desde el interior los gritos y llantos de un menor.

La acción de un transeúnte que pasaba casualmente por el sector, sumado a algunos pobladores del barrio, quienes treparon por la reja de la propiedad y derribaron la puerta, permitió rescatar – prácticamente – de entre las llamas al niño J.P.C., de 5 años, quien había quedado encerrado con llave, mientras su madre iba de compras a Iquique. Minutos después, personal de bomberos sacó el perro del menor.

“No se sintió ni siquiera una explosión ni nada, sólo vimos las llamas y un hombre que venía pasando por el lugar, saltó la reja y rescató al niño, trabajo en que lo ayudaron otros pobladores, quienes derribaron a golpes la puerta. Fue terrible la situación”, aseguró Gilda Saavedra, vecina.

En el lugar del siniestro se constituyeron tres compañías de los cuerpos de Bomberos Santa Rosa y La Pampa, funcionarios municipales de emergencias, tres camiones aljibes de la casa consistorial, personal eléctrico y social, quienes trabajaron por cerca de 40 minutos en el sitio para sofocar las llamas, resultando además un voluntario bomberil lesionado producto de una descarga eléctrica.

El arribo de la madre del menor, unos 20 minutos después de desatado el fuego, no fue menos accidentada. Algunos pobladores la increparon y fue agredida, lo que obligó a la intervención de personal de seguridad municipal y de Carabineros, siendo estos últimos los que trasladaron al menor hasta la unidad policial.

La mujer identificada como H.Ch.Ch., quien tiene otros dos hijos que se encontraban en el colegio, aseguró que “salí unos minutos de la casa y se lo dejé encargada a una vecina”.

La Municipalidad de Alto Hospicio concurrió con ayuda social para la familia afectada, básicamente, relacionada con la entrega de colchones, frazadas y mercaderías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.