Seremi de Gobierno despide a gran funcionario de Segegob Tarapacá Aldo Prieto

Con muchas flores y música, y las palabras de cariño y aprecio del equipo humano de la Segegob Tarapacá, el Seremi de Gobierno Luigi Ciocca, despidió a quien en vida fuera Aldo Prieto Henríquez, gran funcionario de dicha institución, quien falleció dejando su recuerdo de nobleza, carisma y espontánea risa a quienes lo conocieron tras 26 años de trabajo y entrega a dicho organismo de Gobierno.

Cortejo en despedida de Aldo Prieto a su ultima morada en IquiqueHasta las puertas de la Seremi de Gobierno de Tarapacá llegó la carroza fúnebre con los restos de Aldo Prieto, una última parada en las oficinas donde trabajó, junto a sus compañeros, generando el aprecio y cariño de funcionarios del Gobierno Regional, dirigentes sociales y vecinos, quienes llegaron hasta avenida Arturo Prat 1070 para brindarle una última despedida a un hombre que, con su versatilidad, vocación y gran personalidad, se transformó en un referente de lo que es el servicio público.

Con la emoción propia de quien despide a un amigo, el vocero regional de Gobierno recordó la impronta con que “Aldito” marcó el destino de tantas personas que se cruzaron por su camino en esta vida.

“Hoy, con profundo dolor, despedimos a nuestro compañero de trabajo y amigo por sobre todas las cosas. Su partida nos deja un gran vacío, no sólo a nosotros, sino también a su familia, porque ya no escucharemos su voz, su risa, su buen humor y su gran compromiso por hacer del servicio público una forma de vida, que pudimos apreciar en cada momento que compartimos como equipo de trabajo. Estamos convencidos que descansas en paz, y que tu luz siempre estará presente con nosotros, guiándonos en cada momento de nuestro trabajo con la comunidad”.

A las palabras del seremi de Gobierno, se sumaron la de funcionarios de Gobierno y amigos, quienes resaltaron las cualidades de Aldo, como artista, talentoso creador y gran actor de teatro. Además, la política no estuvo exenta de su vida, siendo militante del Partido Socialista (PS) desde su juventud.

Al son de la música que regocijó su alma, un sinfín de pétalos de rosa cubrieron la carroza fúnebre camino por la antigua ex avenida Souper del Barrio El Morro, donde acompañados por sus amigos a pie, emprendió el viaje al Sindicato de Estibadores, lugar donde cada viernes deleitó a miles de iquiqueños con su actuación en varias obras de la Compañía de Teatro Humberstone, que lo cobijó en su amor y entrega en el arte de las tablas.

En dicho lugar recibió los honores y el cariño de la comunidad iquiqueña, y de la compañía de Teatro Humberstone, con la presentación de una de las obras teatrales donde Aldo lució sus dotes histriónicas. De ahí, emprendió el camino hasta su última morada, el Cementerio No. 3, donde sus restos descansarán en paz, pero su espíritu seguirá rondando las calles y pasajes del Iquique que lo vio nacer, crecer y ser el gran hombre, hijo, hermano, padre y amigo querendón que entregó su vida al arte, al teatro y al servicio público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.