Destreza en emergencias demostraron funcionarios en simulacro de incendio en cárcel de Alto Hospicio

Un simulacro de incendio y derrumbe de dos murallas dejó ocho internos heridos, tres de ellos con lesiones de gravedad, fue el resultado del ejercicio desarrollado en el módulo 76 del Complejo Penitenciario de Alto Hospicio.

Bomberos de Alto Hospicio en simulacro de emergencia en CarcelLa actividad originó la movilización de los integrantes de la Brigada Contra Incendio del penal, quienes reaccionaron con prontitud, atacando frontalmente las llamas que avanzaban rápidamente a los talleres de los internos y ponía en peligro a toda la población que habita ese lugar.

En vista de ello, los funcionarios reaccionaron con prontitud y aislaron a todos los habitantes de ese lugar, los que posteriormente fueron trasladados a zona segura, en esta oportunidad el gimnasio del establecimiento.

Una vez que el fuego estaba controlado, se percataron que dentro de uno de los talleres, hubo el derrumbe de dos murallas, dejando atrapado a cuatro internos, quienes resultaron con diferentes lesiones, además de una densa humareda que produjo el desvanecimiento de los internos que estaban en el lugar.

Entre los lesionados se comprobó que uno quedó politraumatizado. Otro resultó con un paro cardio respiratorio, otro con fractura en la tibia y peroné. El más grave fue el interno que quedó con gran parte de su cuerpo quemado, quien fue trasladado hasta el hospital regional.

Al lugar del simulacro, también llegaron las dos compañías de Bomberos de Alto Hospicio, quienes ingresaron al establecimiento penitenciario para colaborar con el ejercicio, donde complementaron el trabajo con los integrantes de la brigada contra incendio del penal.

Lo bueno de la actividad, fue la motivación y realismo que aplicó el paramédico Juan Grendy, lo que hizo que el ejercicio tomara la autenticidad deseada.

Por su puesto que ese entrenamiento no estuvo ajeno de situaciones erróneas las que sirvieron para corregir esas acciones en el supuesto de enfrentar una situación real.

Concluido el simulacro, se efectuó la reunión de análisis la que fue presidida por el director regional subrogante, comandante Luis González. En dicho encuentro asistió la Onemi, representantes del IST, la Municipalidad de Alto Hospicio, los que cumplieron la misión de observadores de la actividad.

Además, asistió el gerente de la concesionaria Siges, bomberos de Alto Hospicio, la representante de la Inspección Fiscal y Carabineros.

Todos coincidieron que el ejercicio fue positivo, destacando la disposición, la motivación y la actitud de los componentes de la Brigada Contra Incendio de la unidad, el actuar de los bomberos de la compañía Huantajaya y el realismo impuesto por el paramédico, Juan Grendy, quien en el momento de actuar, tomo el liderazgo de la coordinación para atender a los heridos del ejercicio.

Entre los errores fue la falta de una sirena para dar la alarma de incendio. Además, se solicitó llegar a perfeccionar el sistema de comunicación con las entidades externas, como Municipalidad, bomberos, Carabineros, entre otros. En todo caso se destacó que como ejercicio, fue positivo y fue bueno, el haberlo realizado en ese lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.