SAG destruye 934 kilos de frutas ingresadas ilegalmente al país en avanzada de Quillagüa

Novecientos treinta y cuatro kilos de frutas ingresadas ilegalmente al país y que tenían como destino final las ciudades de Calama y Antofagasta, fueron destruidas por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Tarapacá.

Decomiso de frutas de Aduanas en Acanzada de QuillaguaAsí lo informó la directora regional (TYP) del SAG, Roxana Galleguillo, quien manifestó que los productos fueron incautados el fin de semana por funcionarios de Aduana en la Avanzada de Quillagua, los que pertenecían a dos mujeres de nacionalidad boliviana, una de las cuales, incluso, tenía residencia temporal en Chile.

La autoridad explicó que el decomiso se produjo cuando los funcionarios aduaneros fiscalizaban un bus, momento en que encontraron una gran cantidad de productos frutícolas contenidos en 32 bultos guardados en el maletero de la máquina de pasajeros. Al ser consultadas ambas mujeres dijeron que habían comprado la fruta en Iquique e incluso una de ellas exhibió una guía de despacho con fecha adulterada del año 2014. Se incautaron naranjas, locoto, piñas, papayas, plátanos, papas y yucas, que fueron entregadas al SAG, Servicio que luego de realizar el análisis respectivo procedió a la destrucción de la fruta.

La directora regional destacó que la colaboración de Aduana ha sido importantísima para llevar a cabo estos decomisos, indicando que se trata de un trabajo de colaboración mutua entre ambas instituciones.

Explicó que lo más probable es que la fruta haya ingresado ilegalmente por pasos fronterizos no habilitados y que una vez dentro de la región fue llevada a una empresa de buses con el objetivo de proceder a su traslado a la Región de Antofagasta, para lo cual utilizaron guías de despacho fraudulentas con el objetivo de engañar a los fiscalizadores, lo que en definitiva no resultó.

Vigilancia

Recordó, además, que en lo que va corrido del año se han incautado más de tres toneladas de productos agrícolas y pecuarios, como parte del programa de reforzamiento de la labor fiscalizadora del Servicio en controles carreteros, ferias fronterizas y ferias libres y establecidas en el área urbana.

“Estas cifras son preocupantes, pues son una clara señal del nivel de contrabando de productos de origen vegetal y animal en nuestra región, así como los peligros que implica que estas frutas o productos animales puedan estar infestadas con alguna plaga o enfermedad cuarentenaria, como la Mosca de la Fruta (Ceratitis capitata), de la cual se declaró un brote a fines de enero pasado luego de la captura de dos ejemplares en la ciudad de Iquique”, expuso.

En este sentido, Roxana Galleguillo, reiteró el llamado a la ciudadanía a denunciar el ingreso, los lugares de acopio y los locales donde se venden productos agrícolas que han ingresado ilegalmente a la región, “pues los daños que puede provocar una plaga cuarentenaria a la economía nacional pueden ser catastróficos, afectando principalmente al sector exportador frutícola”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.