En domingo de resurreción: Virgen María se reencontró con su hijo en La Tirana

Hombres y mujeres partieron a las 06:00 horas en procesión por las calles del pueblo, con las imágenes de los santos.

Ceremonia de Domingo de Resurreccion en La TiranaDe madrugada, con el fin de celebrar la resurrección de Jesucristo, cientos de fieles que llegaron hasta el pueblo de La Tirana se levantaron para llevar en procesión las imágenes de la Virgen María y de Cristo Resucitado, acto que comenzó a las 05:30 horas, con los campanazos, llamando a cada uno de los feligreses.

Milton Jorquera, diácono del Santuario de La Tirana, explicó que para esta procesión hay una separación de los hombres y las mujeres, los que cada uno llevan en andas una imagen. “Los hombres van con Jesucristo y las mujeres llevan a la Virgen, la que tiene un velo negro por su luto. Y es una especie de competencia que se realiza, ya que se busca que a la hora de salida, reunir la mayor cantidad de fieles del lado de nosotros o de ellas”.

Así, el grupo femenino se reunió en la capilla lateral para sacar a la Patrona de Chile, tomando calle Obispado hasta circunvalación y retomando hasta la Cruz del Calvario, por el sector norte del poblado; mientras que los hombres se reunieron en el Santuario, para tomar en andas y sacar a Cristo Resucitado por las calles 16 de Julio, Algarrobo y Circunvalación, hasta encontrarse con la imagen de la Virgen.

“Esta es una tradición que tiene varios años en La Tirana y casi nadie la sabe. Parece que es porque hay que levantarse temprano y de verdad hace mucho frío, pero una igual lo hace con devoción y cariño. Yo venía con mi mamá y ahora que está viejita, lo hago yo sola y la idea es que no se pierda”, afirmó María Torres.

Por las calles aún oscuras pasaron en procesión un total de 101 hombres y 254 mujeres, quienes al momento de reunirse colocaron las imágenes una frente a otra como manera de saludo, para hacer que cada una se reverenciara. La Virgen, ya sin su velo negro, comenzó en andar junto a su hijo, para luego entrar al Santuario otra vez y quedarse en el interior para que las personas pudieran saludarlos.

Tras la procesión, que acabó a las 07:35 horas, los miembros de la iglesia invitaron a los participantes a una chocolatada, para celebrar la resurrección de Jesucristo, que realizó en el comedor fraternal.

Misa de vísperas

La noche del Sábado Santo, ante de comenzar la liturgia, se preparó el fuego sagrado que marca la renovación del año eclesiástico donde el padre Francisco Robles efectuó una homilía que llamó a ser cristianos con las acciones que se realizan.

“Me gustaría que todos pudiéramos salir de este lugar santo pensando que hemos sido salvados y lo que escuchamos en este texto es lo que buscamos y que buscó María y las otras mujeres, cuando el ángel dice que Jesús, el Nazareno, ha resucitado”, explicó el sacerdote.

Agregando que “en el mundo que nos toca vivir, es el Señor que hace este hecho válido, ya que resucitó y nosotros ya sabemos eso, pero qué vamos hacer con esta noticia, ¿la vamos a guardar? ¿La vamos a hacer vida? Tenemos que hacerla vida. No podemos seguir viviendo solo llevando el título de cristianos, sino que tenemos que serlo”.

Luego de sus palabras, llegó la medianoche y la imagen de Jesucristo resucitado apareció tras el altar de del Santuario, junto a su bandera y sus rayos de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.