Angel Campos DiazHoy en día algo que todos en Chile tenemos muy claro, es la necesidad de mejorar no solo nuestro sistema político, sino que también la forma de hacer política. Desde esa premisa es que la modificación jurídica que permitió la elección directa, por los ciudadanos, de los Consejeros Regionales fue una gran avance hacia mayor democratización, participación y des centralización; pues hizo ingresar nuestra voz al Gobierno Regional de Tarapacá.

Como todo cambio produce resistencia, hemos visto como la antigua estructura soportada en el Intendente y sus SEREMIS sigue trabajando con una lógica que no representa el sentir de los ciudadanos, el espíritu de las modificaciones legales y la visión de la coalición de Gobierno. La incapacidad de liderar adecuadamente y poder lograr acuerdos con los Consejeros Regionales ha sido un resultado permanente del actual Intendente de Tarapacá quien, haciendo uso de facultades que aún le permite la normativa pero olvidando el espíritu político y jurídico que configuro el actual Gobierno Regional, se ha enfrascado en permanentes disputas con los Consejeros Regionales olvidando que ellos nos representan a nosotros, los votantes y que por lo tanto su opinión debe ser atendida y respetada.

La expresión máxima de incapacidad de acuerdo detona hacia fines del año 2014 en una acción que hace converger a las distintas visiones políticas representadas, solicitando públicamente los Consejeros Regionales el cambio del actual Intendente. A esta fecha solo hace pocas horas atrás nuevamente este consejo da una muestra de trasparencia y democracia al solicitar cursar una querella para investigar respecto del traspaso de fondos regionales a una organización de derecho privado vinculada a un parlamentario y a otras autoridades públicas en ejercicio. Lo cual en vez de tener una recepción orientada en pro de la trasparencia y la cautela del buen uso de los fondos públicos generó debate y tensiones que da la impresión obedecieran más a intereses particulares que al bien colectivo. En este deseo mayoritario de una mejor forma de hacer política, en la existencia de comisiones de trabajo que buscan regular la relación política y sector privado, en una serie de recientes declaraciones del gobierno apuntadas a la trasparencia, es que no se entendería de ninguna manera que el Intendente de Tarapacá no instruyera cursar esta querella.

Debido a la falta de conducción política que permite llegar a acuerdos y a las múltiples ocasiones en que el Consejo Regional solicitara acciones que nunca se realizaron, es que él Consejero Jorge Soria exclama “si no se cursa la querella Yo renuncio”, como una forma de remecer y declarar que si no se hace lo que los representantes de los ciudadanos piden, entonces que….

Por lo anterior expuesto es que invitamos al Intendente a que trabaje de manera armónica con el Consejo Regional, que tome el espíritu de los nuevos cambios de la Nueva Mayoría y comprenda que las mujeres y hombres sentados allí son nuestros representantes electos.

Para finalizar indicar a los Consejeros Regionales que como nuestros representantes tienen la obligación de opinar con claridad y seriedad en pos del beneficio de Tarapacá por lo que acciones de abstención, en temas tan sensibles para la comunidad, se ven más como un voto en contra y falta de compromiso.

Angel Campos Díaz
Presidente Regional Tarapacá
Izquierda Ciudadana de Chile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.