Constitución: la cultura de la madera

El terremoto y posterior tsunami del 27-F no sólo dejó heridas en esta comuna costera: también abrió la oportunidad para reconstruir. Una tarea donde la madera se ha transformado en la protagonista material de diversas obras –muchas de ellas emblemáticas– que le están cambiando el rostro a la llamada “Perla del Maule”. Una de ellas es el Centro de Extensión Cultural que se inaugurará dentro de los próximos días.
La cultura de la madera en Constitución27 de febrero de 2010, 03:34 horas. Chile se ve afectado por un terremoto de 8,8 grados Richter y por un posterior tsunami que arrasó con buena parte de la costa central del país. Una de las comunas más afectadas fue Constitución, en la Región del Maule, que quedó prácticamente en el suelo, teniendo que lamentar a miles de damnificados y a más de un centenar de fallecidos.
El panorama era desolador pero no había tiempo para quedarse de brazos cruzados y la comuna maucha debía volver a ponerse en pie. Así, mientras las autoridades trabajaban en las emergencias del día a día, se empezó a elaborar el Plan Maestro de Reconstrucción Sustentable (PRES) para la ciudad. Con participación del municipio local, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y la empresa Arauco, se desarrolló en apenas tres meses esta carta de navegación para reconstruir Constitución con visión de futuro. Una visión donde la madera, principal materia prima de la ciudad, ocupaba un rol protagónico en el desafío de mejorar la calidad de vida de sus 50 mil habitantes.
Así fue como se seleccionaron 28 iniciativas en base a un proceso de participación ciudadana, donde los lugareños votaron de acuerdo a sus principales necesidades. La recuperación del borde costero y espacios en el centro cívico de Constitución fueron las prioridades escogidas, donde una de las propuestas seleccionadas fue el levantamiento de un lugar donde la cultura oficie de anfitrión.
Este es el origen del Centro de Extensión Cultural, que se inaugurará en los próximos días frente a la Plaza de Armas de la ciudad. El director de Cultura y Turismo del municipio local, Luis Valero, lo describe como “un espacio donde poetas, folcloristas, pintores y artesanos, trabajarán cara a cara en torno a la cultura”.
Palabras que son compartidas por el director regional de Cultura, Edgardo Cáceres, quien asegura que este tipo de edificaciones son clave para el desarrollo de una ciudad: “Son espacios abiertos de participación ciudadana, de intercambio de ideas y experiencias entre artistas, creadores y la comunidad, y son la instancia de democratización cultural. Además contribuyen con su dinámica, trabajo y gestión, a implementar políticas que van en directo beneficio de quienes viven en el entorno”.
El recinto, que demandó una inversión de mil 200 millones de pesos por parte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), cuenta con 900 metros cuadrados que contemplan un auditorio multiuso para artes escénicas con espacios para la música y actividades multimediales, a lo que se agrega un área para la exhibición de artes plásticas. Y por supuesto, está construida en base a madera, elemento por el cual Constitución es reconocida tanto nacional como internacionalmente.
La arquitectura del recinto fue obra de la firma Elemental. Uno de sus socios, Juan Ignacio Cerda, señala: “Desde el punto de vista maderero, el Maule es la segunda región de Chile con mayor cantidad de plantaciones forestales, por lo tanto existe una provisión de material local para construir edificios emblemáticos. Por eso es el principal elemento elegido para la mayoría de los proyectos del PRES, tales como el centro cultural. A lo que hay que agregar las casas de la Villa Verde, la biblioteca, los miradores y el muelle náutico, entre otros”.
De esa forma se ha ido avanzando en lo que el propio Cerda denomina como “visión de ciudad”, un concepto que es corroborado por Luis Valero, del municipio, quien agrega: “Se ha tomado en cuenta el tema patrimonial, ya que lo poco que había, se lo llevó el 27-F. Por eso hoy la construcción de este recinto con un material que nos identifica, como es la madera, nos llena de alegría. Es una apuesta interesante por recobrar nuestras tradiciones y no olvidar lo que somos. Nos da un sentido de pertenencia, ya que tiene que ver con la identidad y el patrimonio de Constitución”.
Además, puntualiza que desde el punto de vista acústico el proyecto es muy ventajoso: “permitirá, por ejemplo, que los grupos de danza y la orquesta puedan trabajar de forma paralela sin molestarse”.
Por su parte, Cáceres recalca que “si entendemos que el patrimonio cultural es la fuente de nuestra identidad y el sello que nos distingue como nación, levantar en esta infraestructura en madera, que es el material que identifica a Constitución, nos parece realmente positivo. Es una materia prima que tiene propiedades únicas en cuanto a construcción, pero que además otorga esa belleza necesaria a un espacio que, sin duda, servirá para ampliar y diversificar el acceso de las personas a la cultura”.
Todo lo anterior ha generado altas expectativas en relación al Centro de Extensión, el primer espacio dedicado íntegramente a la cultura con que contará Constitución. Así lo reconoce el concejal de la comuna, Rodrigo Veloso, quien señala que estos proyectos le darán a la ciudad el realce que se merece: “Esto marcará la identidad de nuestra ciudad, la que es cuna de muchos escritores y pintores. Un recinto de esta naturaleza va a revitalizar nuestro patrimonio cultural y también servirá para que las nuevas generaciones sepan quiénes fueron nuestros principales gestores culturales”, asegura.
Y es que el pueblo maucho tiene un rico pasado cultural y un futuro para el que se pretende retomar el camino que comenzaron personalidades como los escritores Leoncio Guerrero y Tomás Montecinos, los poetas Manuel Francisco Mesa Seco y Emma Jauch o literatos como Enrique Mac Iver, entre otros.
Valero afirma que la actividad cultural ha recobrado relevancia en los últimos años, pero que estaban al debe en materia de infraestructura. “Ahora con este recinto tenemos la tranquilidad de contar con un espacio adecuado, con lo que dejaremos de deambular por colegios, museos y otros espacios que debíamos estar consiguiendo”, señala. Este director de Cultura y Turismo va incluso más allá: “contar con un centro cultural es un llamado profundo que nació de la gente que conoce y ama a Constitución. Somos cuna de escritores, poetas e intelectuales. La gente no quiere olvidar ese pasado y lo ve con nostalgia. Por eso ahora estamos reviviendo todo aquello, construyendo el presente sin desconocer nuestro pasado”.
PRES Constitución
El principal objetivo del Plan Maestro de Reconstrucción Sustentable de Constitución es proyectar una ciudad con enfoque de futuro, que recupere la relación con su geografía y mejore la calidad de vida de sus habitantes, potenciando la coexistencia entre la industria y el turismo. Todo ello con una fuerte participación ciudadana.
El socio de Elemental Juan Ignacio Cerda señala: “Parte del proceso de participación ciudadana pasó por construir una visión de la comuna. La comunidad se pronunció sobre cuál era su identidad y hacia dónde quería avanzar. Para sorpresa nuestra, lo que estaba edificado antes del 27-F no tenía valor para ellos como sí lo tenía su entorno: el río Maule, el delta, el mar, los cerros y la naturaleza de la zona. Por eso teníamos claro que no podíamos volver a lo que existía”.
El PRES ha obtenido diversos reconocimientos a nivel nacional e internacional, como lo señala el subgerente de Asuntos Públicos de Arauco en el Maule, Nelson Bustos: “Como compañía estamos muy orgullosos de esta obra porque refleja que estamos avanzando en la dirección correcta. Hace pocas semanas recibió en Londres el premio internacional Zumtobel, en la categoría de Desarrollo Urbano, y tan sólo hace unos días, también recibió uno de los Premios de Innovación Avonni, lo que demuestra que es un ejemplo de liderazgo público-privado donde confluyeron una empresa líder, un Estado comprometido y una ciudadanía activa para cambiarle el rostro a esta comuna costera”.
Según afirman, el reconocimiento se debe a que no sólo abarcaron la recuperación de los servicios básicos. “También consideramos recintos como una biblioteca, el teatro y el propio Centro Cultural, ya que estamos seguros que este tipo de infraestructura reconstruye la identidad de las comunidades. No se puede dejar de lado la cultura y los modos de expresión de sus habitantes”, asegura Cerda.
De esta forma la azotada comuna comienza a cerrar sus heridas y a fraguar su nuevo rostro. El objetivo es que, tal como le escribió Efraín Barquero (Premio Nacional de Literatura 2008 y quien viviese su infancia como un maucho más) a su querida Constitución: “nunca dejes de ser la dulce novia del Pacífico”.