Tramitan protocolo para gestión de riesgos agroclimáticos en la región de Tarapacá

Una importante reunión sostuvieron este viernes en dependencias de la Seremi de Agricultura, entidades a las que les correspondería actuar en caso de eventos climáticos con efectos adversos para la agricultura, como suelen ocurrir en la zona rural precordillerana a causa de las lluvias estivales, más conocidas como invierno altiplánico.
Seremi de Agricultura de Tarapaca y reunion por riesgo climaticoEn la organización de un protocolo de prevención, reacción, emergencia y reconstrucción, participaron los encargados de emergencias de INDAP; Roxana Núñez, de SAG Daniel Carrasco; Andrea González de la Gobernación del Tamarugal, por la ONEMI, Carolina Zambrano y el Director Regional Alejo Palma, Juan Cortez de CONADI, Paloma Mansilla y el Seremi Mario Venegas Vásquez por la Seremi de Agricultura Tarapacá.
En la reunión se acordó elaborar una planilla que sea un levantamiento histórico de los eventos climáticos con efectos adversos para la agricultura, considerando el año en que ocurrieron, las consecuencias, y los sitios afectados con georreferencia, además de generar mapas de riesgo con cada evento.
Con estos insumos se elaborará un manual de procedimientos ante posibles fenómenos naturales en el período diciembre a marzo, momento en que los factores climáticos afectan el sembradío y cosecha de los agricultores de la región, a causa del invierno altiplánico.
Se hizo especial hincapié en que se debe tener un protocolo de acción para los servicios, así como también asesorar a los agricultores en el cuidado del forraje, el que es escaso y se daña con la humedad y el manejo del ganado y bienes hacia zonas seguras fuera del área de crecidas.
Consultado el director regional de ONEMI Alejo Palma, por los temas tratados en la reunión, manifestó que “acordamos con el seremi y el equipo de trabajo generar un plan de respuesta, que esté basado en antecedentes históricos, que permita evaluar la parte preventiva, y así poder mitigar los riesgos posibles para evitar pérdidas de todo tipo. Se necesita un plan regional considerando todos los aspectos de posibles emergencias agrícolas”.
Por su parte el seremi de agricultura acotó que “de acuerdo a lo expuesto, se hace necesario pensar a futuro de posibles eventos climáticos que puedan dañar la agricultura, con las consiguientes pérdidas para quienes trabajan la tierra, por lo mismo desde la Seremi de Agricultura nos hacemos cargo de probables inconvenientes, así que vamos a liderar un plan de trabajo, crear un protocolo, y un levantamiento de acción. Por lo tanto considero que esta reunión fue muy productiva, estaban todos los actores que se necesitan, y quedo muy conforme con lo que vamos a empezar a hacer”, finalizó.
Para trabajar en los mapas, se van a designar profesionales, a la vez que se realizarán reuniones cada 15 días, con el fin de crear el protocolo de acción que se necesita en caso de ocurrir catástrofes naturales.