Presidenta Michelle Bachelet presenta presupuesto con énfasis en educación, salud y protección social

La Jefa de Estado, señaló que este presupuesto se da en un momento que requiere de una fuerte inversión pública en Chile e indicó que “será eminentemente contra cíclico y dará un fuerte impulso fiscal, incrementando el gasto público para ayudar a la economía y a la creación de empleos”.
Palacio La MonedaLa Mandataria sostuvo que el gasto público para el 2015 crecerá un 9,8 % más que el presente año, aumentando en un 85% los dineros de salud, llegando a mil millones de dólares y que en educación se incrementarán en un 10,2%.
A continuación se incluye texto integro:
Buenas noches
Me he permitido tomar unos minutos de su tiempo para compartir una información muy importante con ustedes.
Hemos ingresado al Congreso el proyecto de ley del Presupuesto de la Nación para el año 2015, que establece las prioridades en las que se invertirán los recursos con los que contará el Estado de Chile.
Se trata del primer presupuesto elaborado por mi Gobierno, y que incluirá los recursos provenientes de la reforma tributaria  que acabamos de promulgar.
El gasto público en el año 2015, en relación al presupuesto del presente año, crecerá un 9,8%
El Presupuesto contiene las prioridades de nuestro programa, donde la educación, la salud y el sistema de protección social tienen un lugar muy destacado.
Estamos llevando adelante una reforma educacional que tiene un gran objetivo: tener acceso a una educación pública de calidad y gratuita para todos los jóvenes, niños y niñas de Chile.
Los recursos destinados a Educación crecerán un 10,2% en relación al presupuesto de 2014, con un claro énfasis en el fortalecimiento de la educación pública.
Con estos dineros construiremos más de 800 salas cuna,  660 jardines infantiles; repararemos y mejoraremos la infraestructura escolar de las escuelas públicas a lo largo del país; aumentaremos los talleres, recursos pedagógicos y asesorías a directores y profesores.
Elevaremos la cobertura de Becas para llegar al 70% de los estudiantes de educación superior provenientes de las familias más vulnerables; aumentaremos las raciones alimenticias en los colegios públicos y particulares subvencionados, junto con permitir el uso de la tarjeta de transporte durante todo el año, en Santiago y en regiones.
La salud pública será otra prioridad de este presupuesto. Nos encontramos con un sistema de salud muy deteriorado, con falta de especialistas en todo Chile, infraestructura en mal estado, falta de medicamentos y equipamiento.
Este primer presupuesto del Gobierno que dirijo, aumentará en un 85% los dineros destinados a inversión pública en salud respecto a 2014, llegando a 1000 millones de dólares, lo que está en la línea de nuestro compromiso de invertir 4000 millones de dólares durante mi administración.
Con estos recursos en 2015 se construirán 37 centros de Salud Familiar, 50 centros comunitarios de salud familiar, 38 nuevos servicios de atención primaria de alta resolución, que se suman a los 14 que están actualmente en proceso de construcción, y los primeros 20 hospitales que dejaremos construidos al terminar mi gobierno.
Asimismo, se adquirirán y repondrán 320 ambulancias, de la meta de 1900 que tenemos para el final del Gobierno, y se financiarán los fondos de medicamentos, uno de los cuales ya está en funcionamiento, beneficiando a más de 4 millones de personas con entrega gratuita de remedios.
En cuanto a la necesidad de contar con médicos especialistas, tendremos 1000 nuevas becas para estudiar especialidades médicas y 370 nuevos cupos en el programa de formación de destinación, con lo que mejoraremos el acceso a la atención en salud.
En tercer lugar, este presupuesto pone énfasis en la consolidación del sistema de protección social para que estos derechos se fortalezcan y continúen ampliándose hacia la clase media.
El 68% del gasto del presupuesto se destina a las personas a través del gasto social. Por ejemplo, financiando el Aporte Familiar Permanente de Marzo, conocido como el Bono de Marzo, que en 2015 beneficiará a casi 1 millón 700 mil familias; o ampliando la cantidad de subsidios y construcción de nuevos proyectos de vivienda en todo Chile; o aumentando el número de personas beneficiarias del pilar solidario de la reforma previsional, entre otros temas.
Compatriotas,
En este presupuesto se puede ver de manera concreta el verdadero sentido de haber hecho una Reforma Tributaria. Todos vimos que hubo un debate arduo y a veces tenso entre las fuerzas políticas, y tras lograr un acuerdo a través del dialogo, todos los sectores apoyaron esta reforma.
Hoy, podemos decir que en el año 2015, 2300 millones de dólares nuevos irán en beneficio directo y palpable a la gran mayoría del país.
Pero este presupuesto no sólo contiene los énfasis programáticos de nuestro Gobierno, sino que se da en un momento económico que requiere de una fuerte inversión pública en Chile.
Es por esto que el presupuesto será eminentemente contracíclico, es decir, dará un fuerte impulso fiscal, incrementando el gasto público para ayudar a la economía y a la creación de empleos.
Estamos aumentando la inversión pública –tanto en inversión directa como en transferencias de capital- en un 27,5% respecto del presupuesto anterior, lo que representa un incremento histórico en inversión pública.
La ejecución de esta amplia cartera de proyectos requiere de la activa participación del sector privado, que tiene un rol fundamental en el crecimiento de nuestra economía, en la generación de empleos y en apoyar los esfuerzos públicos para que Chile cuente con una infraestructura acorde a su nivel de desarrollo.
Este aumento de inversión, debiera permitir crear 139 mil empleos, 30 mil más que los que se crearon en 2014.
Concretamente, estamos hablando de que durante 2015 el Estado de Chile invertirá en obras como la conectividad de la Ruta 7 Austral, el proyecto del puente sobre el Canal de Chacao, los planes de desarrollo y conectividad para la isla de Chiloé.
También recursos para obras de agua potable rural y embalses por $68 mil millones entre los que se cuentan los embalses de Chacrillas en la zona central o Chironta en la región de Arica y Parinacota.
Asimismo,  se han destinado $254 mil millones a obras ejecutadas a través del sistema de concesiones.
Este presupuesto también hará un gran esfuerzo en desarrollo regional y descentralización, considerando $87 mil millones para el plan especial de desarrollo de zonas extremas, lo que incluye la provincia de Palena y las regiones de Arica-Parinacota, Aysén y Magallanes.
Asignaremos otros $8700 millones para el plan de desarrollo de territorios rezagados, que incluye a 14 comunas del país que tienen altos niveles de pobreza y desempleo.
Todo esto se hará dentro del compromiso de responsabilidad fiscal que ha caracterizado a nuestra gestión, y que implica que alcanzaremos una situación de balance estructural en 2018, para lo que también son fundamentales los recursos que generará la Reforma Tributaria.
Nuestro compromiso es que el impulso adicional de inversión pública que estamos haciendo se retirará gradualmente a medida que la economía recupere su dinamismo.
Sabemos que nos estamos poniendo metas ambiciosas. El incremento del gasto y la inversión pública implican un desafío mayor para el Estado de Chile. Debemos ser capaces como Gobierno de ser eficientes y eficaces en la ejecución del presupuesto.
Por lo anterior dispondremos de todos los mecanismos que permitan una ejecución oportuna, mejorar la calidad en el control de la gestión, además del compromiso de los ministerios de que esta meta se cumpla.
Compatriotas,
Hemos recibido de ustedes un mandato de cambios que nos permitirán un mejor vivir de las personas en lo cotidiano,  y un desarrollo más armónico, inclusivo y sostenido en el tiempo como país.
A la vez, nuestra economía requiere de acciones concretas que apoyen un reimpulso fuerte de su actividad, para que esta siga creando empleos y retome su ritmo de crecimiento.
Sabemos que en periodos difíciles son los sectores más vulnerables quienes se ven más afectados. Este presupuesto se hace cargo de enfrentar estas demandas, y lo hace con responsabilidad, sentido de urgencia y visión estratégica.
Estamos apostando por aquellas obras y aquellas medidas que pueden transformar para bien nuestra economía, haciéndola más competitiva y moderna. Y al mismo tiempo, estamos apostando por los grandes ejes que pueden mejorar la vida de las personas en su vida cotidiana.
Quiero invitarlos a tener confianza y, sobre todo, a trabajar juntos.
El presupuesto que hemos diseñado para el año 2015 nos permitirá tener un Chile mejor para todos y todas.
Muchas gracias y buenas noches.