Alto Hospicio impone nueva visión para rehabilitar la discapacidad mediante centro especializado

Asimilando las nuevas directrices y sumándose a las redes asistenciales que se han implementado en el país respecto a la rehabilitación de la discapacidad, el municipio de Alto Hospicio lleva un tiempo aportando con mejorar la calidad de vida a los pacientes que con algún tipo de discapacidad que reside en la comuna.
Centro Comunitario de Rehabilitacion de Alto HospicioEl Centro Comunitario de Rehabilitación (CCR) lleva poco más de un año operando en Alto Hospicio, con el fin de asegurar que las personas con discapacidad puedan desarrollar al máximo sus capacidades físicas y mentales, así como también para que puedan tener acceso a los servicios y a las oportunidades ordinarias, con el fin de que sean colaboradores activos dentro de la comunidad y de la sociedad en general.
A su vez, busca promover y proteger los derechos de las personas con discapacidad mediante transformaciones en sus comunidades, como por ejemplo, la eliminación de barreras de participación.
“En Alto Hospicio se rehabilita desde otra visión la discapacidad, se busca cambiar la perspectiva de atención biomédica por una biosicosocial, siguiendo así los cambios que se han impuesto actualmente y que permiten una rehabilitación oportuna que favorece una mejor calidad de vida y una inclusión dentro de la sociedad”, explicó el kinesiólogo Mario Aranda, director del CCR.
Añadió que según un estudio de discapacidad en Chile, existe un 12,9 % de personas con discapacidad, si a esto le sumamos la mayor tasa de envejecimiento de la población asociado a patologías crónica, “nos veremos enfrentados al incremento de personas en esta condición, por lo que se hacía necesario intervenir en esta área, lo que fue muy bien asumido por el alcalde Ramón Galleguillos al aprobar la conformación del CCR”, expuso Aranda.
Es así como el Centro Comunitario de Rehabilitación, que se emplaza en calle Isabel Riquelme 3115, sector Autoconstrucción,  actualmente funciona con un equipo integral de profesionales conformado por kinesiólogos, terapeuta ocupacional, sicólogo, trabajador social, técnico en enfermería superior y un médico general, en caso que se requiera. Los usuarios ingresan derivados del consultorio Pedro Pulgar y desde la atención secundaria.
Desde enero a la fecha se atienden en promedio 92 ingresos mensuales y se desarrollan 387 sesiones individuales, abarcando patologías osteomusculares y secuelas neurológicas. Asimismo, dentro de las acciones realizadas por el CCR están las terapias personalizadas con los diferentes profesionales, consejerías individuales y/o familiares, gimnasia para personas mayores, talleres educativos, de estimulación de la memoria y de manualidades; además se realiza el trámite para la obtención de credencial de discapacidad. “También entregamos ayudas técnicas GES e incentivamos la formación de agrupaciones comunitarias”, destacó Aranda.