Presidente de la CCII sostiene que cerrar el comercio a las 17 horas los domingos y festivos es nefasta

El presidente de la Cámara de Comercio de Iquique, Rafael Montes, calificó de nefasta la iniciativa del diputado Tucapel Jiménez, quien propuso una indicación que obligaría a cerrar el comercio a las 17 horas en domingos y festivos.
Presidente Camara de Comercio de Iquique Rafael Montes“Es una mala iniciativa y –lo dejo claro- no sólo para el comercio, sino para los taxistas, patios de comida y un sinnúmero de actividades productivas concatenadas. Perjudicaría a toda una cadena productiva. Además, para nuestra región es pésima como somos una ciudad turística, donde viene mucha gente a comprar y se toma una idea nefasta en Santiago, en este caso de un parlamentario que no trabaja nunca los fines de semana y que no tiene idea que nos estamos recuperando de dos terremotos que afectaron a la región”, expresó el dirigente gremial. Agregó que, constitucionalmente, debe haber libertad para los comerciantes de abrir en feriados o domingos de acuerdo con sus trabajadores.
“Es preocupante que se esté legislando en la dirección contraria al objetivo común de recuperar el dinamismo de nuestra economía. Es un contrasentido y no entendemos por qué se aprueba una indicación que busca obligar a que los trabajadores del comercio sólo puedan trabajar hasta las 17 horas durante los domingos y festivos. Sin duda, creemos que es un retroceso que deteriora la calidad del servicio a los clientes, restringiendo sus horarios y posibilidades de compra, altera la normalidad de la cadena logística y de abastecimiento, y atenta contra la libertad de los trabajadores, por lo tanto, coincido absolutamente con el presidente de la Cámara de Comercio, quien llamó a conformar una mesa de trabajo con todos los involucrados antes de hacer caso a una iniciativa parlamentaria desconectada totalmente con la realidad”.
Casi irracional
Rafael Montes añadió que la iniciativa del diputado le parece casi irracional y populista. Por ejemplo, al aplicar estas restricciones al funcionamiento del comercio y, en particular, de los supermercados genera un serio de problema a las personas que por razones laborales sólo pueden acudir a hacer sus compras los fines de semana, en especial, domingos y festivos, puesto que significaría que los supermercados deberían cerrar alrededor de las 15 horas con las consecuencias que ello implica”, aseveró.
Se estima que la iniciativa del diputado Jiménez perjudicaría a más de un millón de personas que concurren cada domingo a los centros comerciales no sólo para satisfacer sus necesidades de bienes y servicios, sino también buscando un espacio de entretención y esparcimiento. Finalmente, el presidente de la Cámara de Comercio, aseguró que la preocupación de los gremios radica en que también se aprobó otra indicación que establece que los trabajadores que presten servicios los domingos y festivos se les pagará con un recargo de 75% en la jornada ordinaria y de 100% en extraordinaria.
“Se trata de un encarecimiento del 100% haría inviable el trabajo en estos días para muchas pymes que trabajan en los centros comerciales, por lo tanto, insisto en que esta es una mala iniciativa que me atrevo de calificar como discriminatoria y retrógrada, que afectará específicamente a los más de seis mil pequeñas y medianas empresas que trabajan en los centros comerciales y que no podrán asumir los costos de un mayor porcentaje de recargo en el pago. También va en contra de los trabajadores y su libertad de trabajar en estos días. Queremos ser un país desarrollado, pero estamos apuntando en la línea contraria de los países OCDE”, concluyó.