Comité de Erradicación del Trabajo Infantil de Tarapacá premió a alumnos de Sibaya

El Comité Regional de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y sus Peores Formas de Tarapacá viajo a la comuna de Huara para fortalecer su compromiso con las comunidades, y en esta oportunidad llegaron hasta el poblado de Sibaya para premiar a quienes le están dando sentido al lema de este año.
Pobladores de Sibaya celebrando junto a autoridades“Los niños deben estudiar, jugar y no trabajar es una premisa que hemos potenciado a través de diversas actividades de difusión concretadas, por ejemplo, en el Colegio Simón Bolívar de Alto Hospicio, la Plaza Prat de Iquique y el poblado de La Tirana, pero esta vez quisimos hacer algo diferente”, sostuvo el Seremi del Trabajo y Previsión Social, Jaime Hip Hidalgo, quien advirtió que prefirieron darle un giro a la campaña de concientización otorgando estímulos y llevando diversión a la Escuela G 107 de Sibaya, establecimiento rural que obtuvo el primer lugar regional en la prueba Simce que medía las competencias de los sextos básicos en lenguaje.
“El Gobierno de la Presidenta Michele Bachelet ha redoblado el compromiso con la erradicación del trabajo infantil, pues queremos los niños y niñas logren disfrutar el momento que les corresponde en materia de educación y de distracción, y como los alumnos de sexto básico habían cumplido obteniendo 316 puntos en el sistema nacional de evaluación de resultados de aprendizaje, quisimos reconocer sus esfuerzos y entregarles una cuota de diversión extra”, expresó el también presidente del comité regional que funciona hace ocho años en Iquique gracias al aporte de reparticiones públicas y organizaciones privadas.
Preocupación activa
Junto al seremi del Trabajo y Previsión Social, Jaime Hip Hidalgo, participaron activamente la seremi de justicia Lorena de Ferrari, la directora del Sename, Paula Soto, la directora del IPS, Julia Gandarillas, la Coordinadora Regional del Consejo Nacional de la Primera Infancia y Adolescencia, Orieta Burgos, además del encargado provincial de educación, Pablo Valenzuela Huanca, quien instó a los alumnos de la profesora América Cáceres a mantener el mismo espíritu y redoblar el grado de compromiso.
De igual forma, estuvieron presentes los funcionarios de la Dirección Regional del Trabajo, Conadi, la Policía de Investigaciones, PDI; Carabineros de Chile, los miembros de la Corporación Opción, la Fundación Pro-niño de Telefónica, las oficinas de Protección de la Infancia de Iquique y Alto Hospicio, además de representantes del municipio de Huara y la empresa tarapaqueña Vilas Motor, quienes también comprenden que la erradicación de las peores formas de trabajo infantil no es tarea de un ministerio o de un comité, si no que más bien, es una preocupación activa de todos los chilenos.
“Generar políticas que eviten que los niños trabajen y recibir el respaldo de todos los actores de la sociedad civil generará muchas más oportunidades para que el día de mañana los niños sean ciudadanos completos y logren desarrollarse íntegramente, ofreciendo una patria mejor para nosotros y sus hijos, por lo que no me queda más que agradecer a la directora y todos quienes trabajan en este establecimiento por darnos un ejemplo de vida: que las cosas cuando hay corazón y ganas, se pueden lograr”, expresó Jaime Hip Hidalgo.
FantaSibaya
La actividad cívico cultural contó con representaciones teatrales realizadas por los mismos alumnos, la presentación de las Tortugas Ninjas de Carabineros y la obra de Títeres ‘Mi cuerpo es mi tesoro’ a cargo de la Policía de Investigaciones, PDI, quienes además viajaron junto a Inti, el ejemplar canino de la Brigada Antinarcótios.
Además, la empresa Vilas Motor completó el recorrido de 185 kilómetros que separan Iquique de Sibaya con una retroexcavadora que se convirtió en el deleite de grandes y chicos, alternando presencias en la cabina con las posibilidades que otorgaban los toboganes inflables y las camas saltarinas que se instalaron en la multicancha de un poblado que recibió a sus visitantes con una tradicional Calapurca y los despidió con un sin fin de sonrisas y agradecimientos.