Seremi de Salud inició trabajo de fumigación en Quebrada de Tarapacá por presencia de anopheles

Cuatrocientas viviendas de la localidad de Tarapacá y Huarasiña serán fumigadas por la Secretaria Regional Ministerial de Salud con el apoyo de la Segunda Brigada Acorazada Cazadores de la VI División del Ejército de Chile, luego que un equipo de la Seremi detectara la presencia del mosquito anopheles en el rio, principal transmisor de la malaria, enfermedad que se encuentra erradicada de Chile desde 1945.
Fumigación realizada en el poblado de TarapacáFue así que tras la ronda de vigilancia entomológica al poblado de Tarapacá que se realiza todos los años, la unidad de Zoonosis y Control de Vectores del Departamento de Acción Sanitaria de la Seremi de Salud, encontraron larvas del mosquito anopheles en charcos del rio, las que fueron enviadas al Instituto de Salud Pública que confirmó la especie.
“Cuando el equipo de zoonosis de la Seremi de Salud encontró el mosquito, de inmediato se comenzó a elaborar un plan de acción de control basadas en la estrategia de Control Integrado de Vectores que incluye fumigación de las viviendas, iglesia y restaurantes que comenzó el 4 de agosto y concluye el 7 en Huarasiña y un trabajo de ordenamiento medioambiental que consiste en encausar el rio, trabajo que está realizando la Seremi de Obras Públicas y que demorará siete días en estar concluido”, señaló la seremi de Salud Patricia Ramírez.
Agregó que “hay que dejar en claro que la presencia de este mosquito no quiere decir que tengamos malaria, pero, frente a este hallazgo debemos proceder con la acciones propias del protocolo de erradicación del vector, ya que durante la fiesta de San Lorenzo nos visitan muchos extranjeros, en cuyos países podrían tener esta enfermedad”, concluyó.
Control Integrado de Vectores
Dada la proximidad de la fiesta religiosa de San Lorenzo en la quebrada de Tarapacá, la Autoridad Sanitaria implementó acciones de control basadas en la estrategia de Control Integrado de Vectores, que consiste en el desarrollo de un conjunto de prácticas basadas en el ordenamiento ambiental, complementadas con medidas de control químico y biológico, así como acciones de promoción de la salud y comunicación de riesgo dirigidas a la comunidad de las áreas afectadas.
Al mismo tiempo, la Seremi de Salud llama a la comunidad a tomar las precauciones ante la presencia del mosquito como lo son la utilización de repelentes cada 3 horas, usar ropas claras y, en este caso, no bañarse en el rio con el fin de evitar la creación de charcos que ayuden a la proliferación del anopheles.