Control de trata de personas en zona norte se inició con instalación de Brigada de la PDI en Tarapacá

Esta brigada especializada tendrá como base el Cuartel de la Policía de Investigaciones de Alto Hospicio en Tarapacá, no obstante aquello, también abarcará en su jurisdicción las Regiones de Arica y Parinacota y Antofagasta.
Autoridades de Tarapaca en instalacion de BRITRAP I REGIONLa ceremonia de puesta en marcha de la Brigada Investigadora de Trata de Personas (Britrap) de la PDI, se llevó a cabo en el auditorio del Cuartel Policial de Alto Hospicio, asistieron el Jefe Regional (S) de la PDI, Prefecto Julio Gordon del Pino, el Intendente Regional de Tarapacá, Mitchel Cartes Tamayo, el Fiscal Regional, Manuel Guerra Fuenzalida, el Alcalde de Alto Hospicio, Ramón Galleguillos Castillo, el Gobernador Provincial de Iquique y el concejal Mauricio Soria Maquiavelo.
Esta brigada fue creada a fines de 2012 a nivel nacional, teniendo como principal objetivo lograr desbaratar organizaciones criminales dedicadas a la internación ilegal de inmigrantes y a la trata de personas; en el caso de Tarapacá, inició sus funciones con 11 detectives con experiencia en esta área investigativa, dotación que se verá incrementada a principios del próximo año.
En nuestro país, las fronteras constituyen un eje vulnerable para la seguridad interna, el área de Extranjería y Policía Internacional de la PDI efectuó el control migratorio de 19.699.275 personas, pasando por todos los procedimientos necesarios que requiere la legislación chilena y los estándares de seguridad interna. En estos controles fronterizos se registró a 10.954 infractores, siendo 1.590 personas detenidas por variados ilícitos, conforme a la política de permanente coordinación con otros organismos gubernamentales, los detectives materializaron 1.162 expulsiones de extranjeros durante 2013.
Brigada Investigadora de Trata de Personas (Britrap)
El crimen organizado es hoy la principal amenaza para la seguridad internacional y está adoptando nuevas formas, la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes se encuentra en el tercer lugar de los delitos más rentables a nivel mundial, como una forma de afrontar esta problemática la Policía de Investigaciones de Chile, creó esta brigada especializada en Tarapacá.
En el 2013, a nivel nacional, se detuvo a seis personas vinculadas como “tratantes” por el delito de trata de personas con fines de trabajos forzados, servidumbre, esclavitud o prácticas análogas a ésta, los cuales aparecen ligados a 64 personas víctimas de este delito. En el caso de la I Región, desde la creación de la brigada a nivel nacional, se han ejecutado 3 diligencias de este tipo, donde las investigaciones han contribuido en tipificar los delitos de tráfico ilícito de migrantes y trata de personas, aportando así en una efectiva persecución criminal.
Respecto a la cantidad de extranjeros infractores por ingreso clandestino al territorio chileno, en la Región de Tarapacá, la PDI llegó a 692 foráneos en esta condición, en tanto, los ciudadanos expulsados por esta Región bordeó la cifra de 429 personas de diferentes nacionalidades durante el pasado 2013, fiscalizando a más de 500.000 visitantes durante ese período.
En el delito de tráfico ilícito de migrantes los afectados son extranjeros o no residentes que ingresan ilegalmente al país ya que un tercero promovió o facilitó este ingreso con el ánimo de lucro, en tanto, la trata de personas, no necesariamente implica un ingreso ilegal, pero si hay un claro objetivo de que estas personas ingresen o salgan del país para ejercer la prostitución u otra forma de explotación sexual, para trabajar, para servidumbre o esclavitud, o para extracción de órganos, teniendo su regulación en la Ley de Extranjería.
Por lo anterior, la creación de la Britrap en la Zona Norte del país, viene a suplir la necesidad de combatir estos delitos de carácter transnacional, ya que incluso para su investigación, la ley faculta a los detectives al uso de algunas figuras como agentes encubiertos e informantes al igual que sucede en la Ley de Drogas.
La puesta en marcha de esta brigada especializada de la PDI fue bien recibida por las autoridades regionales presentes, mencionado que con la llegada de estos detectives, se podrá identificar a las organizaciones que se dedican a este tipo de delitos, los cuales por su naturaleza son de difícil detección.