Vocero de Gobierno de Tarapacá afirmó que gratuidad universal en educación no está en juego porque es un compromiso

Como un oportunismo propio de la derecha, en cuanto a denostar el trabajo del Gobierno; calificó el seremi de Gobierno, Luigi Ciocca, las críticas de la oposición respecto a una supuesta “crisis” de la Reforma Educacional, tras la polémica por los dichos del ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre.
Seremi de Gobierno de Tarapaca Luigi CioccaAl respecto, el vocero regional de Gobierno puntualizó que tanto las palabras del senador RN, Andrés Allamand, como del presidente de la UDI, Ernesto Silva; son propias de una oposición que sólo busca obstaculizar el avance y desarrollo de un sistema que posicione a la educación como un derecho social y no como un bien de mercado que, “en el fondo, es lo que la derecha ha privilegiado siempre”.
Sin embargo, acotó que frente a este tema la Presidenta Bachelet ha sido hasta ahora bastante clara en sus compromisos y programa de Gobierno.
“La gratuidad universal en educación no está en juego, porque es un compromiso y un pilar esencial del programa de la Presidenta, para avanzar hacia un Chile de más igualdad y mejor calidad de vida para sus ciudadanos y ciudadanas. Por lo tanto, el derecho a la gratuidad universal será resguardado y garantizado en la Reforma Educacional”.
Asimismo, Ciocca emplazó a la oposición en general a no desinformar a la gente, especialmente en temas sensibles como la gratuidad y calidad en educación, entregando información que no corresponde a la realidad.
“Hoy el proyecto de la Reforma Educacional es una propuesta, que actualmente se encuentra en la Comisión de Educación del Senado; y aún no está zanjada esa discusión, pues en agosto se votará la idea de legislar. Por lo pronto, habrá que esperar qué ocurre en ese escenario y las modificaciones que podría tener el proyecto ante de convertirse en Ley de la República”.
Frente a ello, el vocero regional de Gobierno llamó a los parlamentarios de oposición, especialmente de la región, a realizar un gesto noble a la hora de votar por la iniciativa en sus respectivas cámaras; señalando que “la Reforma Educacional representa un cambio de paradigma de cómo debemos mejorar la educación en general, no sólo desde la lógica de la gratuidad; sino también en los modelos, metodologías y la calidad de la misma, para construir una sociedad más inclusiva; y donde todos y todas tengan la posibilidad de educarse, crecer y desarrollarse como personas, porque la educación debe ser un derecho social”.