Pentágono asegura tener pruebas muy sólidas del tipo de misil utilizado contra el vuelo MH17

Se trata del tipo tierra-aire SA-11 o Buk, que puede alcanzar los 30.000 metros de altura.
avión de Malaysia AirlinesEl Pentágono aseguró hoy que Rusia estuvo entrenando a los rebeldes prorrusos en el uso de armamento sofisticado, como misiles antiaéreos, y resulta difícil creer que, si los separatistas derribaron el avión de Malaysia Airlines, lo hicieran sin algún tipo de apoyo ruso.
“Tenemos pruebas muy sólidas de que el avión (de Malaysia Airlines) fue derribado por un misil SA-11, disparado desde una posición móvil controlada por separatistas prorrusos, probablemente desde el lado ucraniano de la frontera”, afirmó hoy en una rueda de prensa el portavoz de Pentágono, el contraalmirante John Kirby.
El portavoz militar no quiso aventurar, hasta que avance la investigación internacional a la que EE.UU. ha ofrecido ayuda, quién fue el responsable directo de lanzar el misil que derribó al avión del vuelo MH17 con 298 personas a bordo cuando surcaba los cielos sobre la región separatista ucraniana de Donetsk.
“No sabemos qué unidad, si fue rusa o separatista; no podemos decir si hubo asistencia del otro lado de la frontera, por esta razón hay una investigación en marcha”, afirmó el portavoz, en coincidencia con las declaraciones previas del presidente de EE.UU., Barack Obama , que responsabilizó a Rusia por lainestabilidad en la región.
No obstante, Kirby señaló que “no hay duda de que los separatistas han recibido entrenamiento en el uso de sistemas antiaéreos móviles”, como adelantó el pasado 30 de junio en una rueda de prensa el comandante supremo de la OTAN, el general estadounidense Philip Breedlove.
El portavoz recordó que los sistemas de misiles tierra-aire SA-11 son “muy sofisticados y es difícil de creer que puedan ser utilizados por separatistas sin algún tipo de entrenamiento o apoyo de Rusia”.
Estados Unidos considera que el avión de Malaysia Airlines, que cubría la ruta Amsterdam-Kuala Lumpur, fue derribado por un misil del sistema antiaéreo SA-11 o BUK, un sofisticado conjunto móvil de radar y lanzaderas desarrollado por Rusia.
Kirby no quiso confirmar si ese tipo de armamento cruzó la frontera rusa hacia Ucrania, pero recordó que “Rusia ha seguido suministrando armamento pesado a los separatistas… hemos visto sistemas armamentísticos cruzando la frontera”.
“Ha habido una campaña (rusa) constante y concertada para apoyar, asesorar y enviar equipamiento militar” a las zonas rebeldes del este de Ucrania, explicó Kirby. Estados Unidos considera que Rusia ha amasado un gran contingente de 12.000 tropas, con unidades acorazadas, de artillería y de armamento avanzado junto a la frontera con Ucrania.
Un misil temible
Desarrollado por la URSS en 1980, los misiles SA-11, conocidos también como S-300 o Buk son de tipo tierra-aire y pueden alcanzar los 30.000 metros de altura, es decir unos 20.000 metros más que la altura por la que volaba el Boeing de la Malaysia Airlines que se estrelló en Ucrania con 298 personas a bordo.
Los Buk, o SA-11 fueron desarrollados por la Unión Soviética -que entró en pleno funcionamiento en 1980- y luego por la Federación Rusa con el objetivo de abatir a cualquier tipo de objetivo volador. Desde su inclusión en el sistema misilístico tuvo varias actualizaciones, la última fue el sistema 9K37M2 “Buk-M2” conocido en occidente como SA-17 Grizzly.
Tanto las fuerzas armadas ucranianas como aquellas rusas están dotadas por los Buk. Incluso, según la fuente rusa, los secesionistas prorrusos no tendrían tales armamentos, mientras que “según datos de control de objetivos, el miércoles en la zona de Donetsk fue transportada una división de sistemas antiaéreos Buk por las fuerzas militares ucranianas y a Kharkov están por enviar una división de la misma arma”.
Por su parte, el portavoz del Consejo Nacional Ucraniano de Defensa, Andrei Lisenko, afirmó que entre los separatistas se habría avistado algunos sistemas misilísticos capaces de golpear aviones a elevada altura, entre ellos los Buk. En las últimas semanas los milicianos abatieron a varios aviones ucranianos, entre ellos los Antonov, Ilushin, caza Sukhoi y helicópteros Mi.
Fueron desarrollados para neutralizar blancos enemigos, como helicópteros, aviones de combate, aviones de vigilancia, misiles enemigos. Este sistema de misiles transportables en camiones con ruedas y orugas, funciona en conjunto con varios camiones equipados con radares y estaciones de comando.
Es considerado por Rusia, como el sistema de defensa más moderno y autónomo disponible en el mundo, y el que cuenta, con la más alta tecnología que se ofrece a la venta a otros países, que se sientan amenazados por países agresores y necesitan defender sus áreas costeras, golfos, islas y territorios de ultramar.
Sistema de defensa
Esta sorprendente arma defensiva, fue desarrollada para proporcionar en forma efectiva, no sólo la defensa de un área larga de distribución, sino también, para atacar y destruir, los aviones de alerta temprana ISR como el AWACS E-3 Sentry, E-8 JSTARS y el avión espía U-2, y bloqueadores de tácticas de aviones de ataque, como el cazabombardero EF-111A y el avión de guerra electrónica EA-6B Prowler, enfrentar el ataque de los bombarderos Boeing B-52 Stratofortress y el Avro 698 Vulcan.
Es importante señalar, que ninguna variante de los nuevos aviones de combate, como el caza F/A-18, ni el nuevo caza F-35 Joint Strike Fighter, fueron diseñados para poder penetrar en la cobertura defensiva de los estos sistemas de defensa.
La gran movilidad del sistema de lo convierte en uno de los más efectivos y letales, sistemas de defensa aérea que se haya desarrollado. Los camiones de lanzamiento TELAR (Transporter erector lanzador y Radar), pueden permanecer ocultos en la selva, bajo árboles, hangares de lanzamiento especialmente diseñados para ocultar los camiones, incluso bajo el techo de graneros, galpones de fábricas, bajo puentes y túneles al costado de cerros, en un nuevo sistema de defensa móvil y único en su tipo. (Agencias AFP, AP y EFE)