Chile estará presente en Feria Internacional del Libro en Lima

Este viernes se iniciará la XIX Feria Internacional del Libro de Lima. Una de las novedades de la presente edición de la FIL –uno de los más importantes eventos de la agenda cultural local– es que tendrá a Chile y su región Antofagasta como invitado de honor. La delegación ha destacado los lazos que unen su tradición literaria con el Perú.
Embajador Roberto Ibarra GarcíaPor: Ernesto Carlín
Hace unos días, durante el lanzamiento oficial de la Feria Internacional del Libro de Lima, el embajador de Chile en el Perú, Roberto Ibarra García, señalaba que no se podía pensar en un momento más propicio para que su nación sea la invitada estelar de la FIL de Lima, ahora que “nuestra máxima diferencia ha sido resuelta”.
Conversando con varios de los escritores chilenos que nos visitarán durante los 17 días de feria, se percibe un sentimiento parecido.
Lazos comunes
Lautaro Núñez, uno de los más emocionados, nació en Iquique y desciende de una familia de peruanos tarapaqueños que residen actualmente en Antofagasta. “Aprovecharé para visitar la tumba de mi abuela en el cementerio del Callao”, comentó el académico y escritor. Según este estudioso de la historia del norte de Chile, la idiosincrasia de esta zona es muy particular y distinta al resto de su país: los marca, asegura, el paisaje.
Otro invitado que llegará desde Antofagasta es Víctor Bórquez, crítico de cine y escritor, quien destaca la estrecha relación con el Perú. “Los lazos son fortísimos. Nosotros los hemos ido afiatando cada vez más. Tenemos historia y preocupaciones comunes, y una realidad historica y social que nos hermana”, señaló.
“Como creadores, estamos más allá de los mensajes de tradicionales disputas. Tenemos un mensaje de integración”, aseguró.
Lima preciosa
Un viejo conocido que vendrá a la feria es Hernán Rivera Letelier, ganador del premio Alfaguara 2010 y una de las voces más internacionales de Chile. “Llegar a Lima me encanta. Aunque ustedes le digan ‘la horrible’, yo la veo preciosa, más que Santiago. Me tratan muy bien”, dijo el narrador, quien, antes de dedicarse a la literatura, fue minero en las salitreras del norte de Chile.
Él es otro que destaca la cercanía que se percibe entre el Perú y su país, en especial en la región más próxima a la frontera. “Cuando estoy allí, me siento como en casa, es como estar en Antofagasta”.
Otra pluma chilena que vuelve al Perú, y que tiene gratos recuerdos de su paso por nuestra tierra, es Claudia Apablaza. Participó en 2010 de una gira por diversas ciudades del interior junto con otros autores latinoamericanos.
“Estoy contenta de volver, de conversar con los escritores peruanos que conocí. Y también ilusionada de conocer las nuevas voces que surgen”, aseveró la narradora natural de Rancagua.
Apablaza resaltó la gran oportunidad que significan las ferias de libro para ponerse al día en lo que se está haciendo al cruzar la frontera. En ese sentido, lamentó lo poco que nos leemos por la forma en que se distribuyen las publicaciones literarias.
Un caso curioso es el de Diego Zúñiga. Él trae al Perú una novela, Camanchaca, que se ambienta entre el norte de Chile y la ciudad de Tacna. Se trata de un libro de viaje y aprendizaje protagonizado por un padre y su hijo. La excusa de la travesía es buscar atención médica de calidad y a precio asequible en la ciudad sureña peruana. “Una realidad constante para muchos chilenos”, añadió el joven novelista, oriundo de Iquique.
Versos cercanos
En la delegación también llega Rodrigo Olavarría. Él es, a pesar de su juventud, un especialista en la obra de un ícono de la generación beatnik: Allen Ginsberg.
Ha traducido algunas obras de este famoso poeta norteamericano, pero buscando diferenciarse de las otras versiones al castellano que circulan por librerías. Según Olavarría, su intención es que los versos del autor de Aullidos sonaran más “latinoamericanos”.
El intelectual chileno adelanta que su amistad con poetas peruanos, como John Martínez, le ha servido para investigar el paso que tuvo su admirado Ginsberg por el Perú. Adelantó que le gustaría volcar en un futuro libro el material que ha recopilado sobre las peripecias de este poeta por Sudamérica, en especial por el Perú, Chile y Bolivia.
Datos
Claudia Apablaza presentará en el Perú su libro Goo y el amor, con el que ganó el premio Alba de novela.
Hernán Rivera Letelier trae a Lima su nueva entrega, El vendedor de pájaros. Esta obra nace de un personaje secundario de la novela Mi nombre es Malarrosa.
Ambos libros se ambientan en el norte de Chile, durante las luchas sindicales de principios del siglo XX.
Uno de los actos más importantes de la feria será el homenaje a Nicanor Parra, quien cumple un siglo de vida. Se presentará una muestra dedicada a este poeta como primer acto internacional llevado a cabo por su centenario.
450 mil visitantes tuvo la Feria Internacional del libro de Lima en su edición de 2013.