Califican de exitosa labor de fiscalización que realizan funcionarios del Servicio Nacional Aduanas en Tarapacá.
Evidencia presentada por Aduanas de IquiqueEn el marco de los planes habituales de fiscalización que aplica del Servicio Nacional de Aduanas en los pasos y avanzadas fronterizas, los equipos de funcionarios apoyados por el can detector de drogas “Kiper” lograron efectivos resultados durante los últimos días en la región de Tarapacá.
La intervención de este ejemplar especializado fue clave en cuatro procedimientos registrados en la avanzada de El Loa. En el primero de ellos “Kiper” alertó sobre una pasajera que viajaba desde Iquique a Santiago en un bus.
Una contadora chilena identificada como A.J.V.D., de 37 años, fue sorprendida con 2,141 kilos de marihuana adosadas a su cuerpo, a través de 8 paquetes que iban sujetos con un traje de baños.
En un segundo caso, el can de la Aduana Regional de Iquique marcó los bolsillos de la chaqueta del colombiano F.M.G., de 27 años, quien viajaba hacia Antofagasta portando un paquete envuelto en un calcetín, con 257 gramos de marihuana.
También en El Loa fue interceptado el chileno M.A.G.D. de 21 años. El joven que iba desde Iquique a Valparaíso ocultaba con 3 kilos 511 gramos de marihuana, droga que tenía fajada a su cuerpo a través de 4 bultos. La sumatoria de este tipo de droga vegetal arrojó un total de 5 kilos 900 gramos y un avalúo de casi $30 millones.
Esta seguidilla de detecciones logradas por el can “Kiper” concluyeron con el boliviano R.M.F., de 34 años, quien viajaba desde Oruro a Santiago con 50 ovoides de cocaína de alta pureza en su estómago, equivalentes a 575 gramos.
Además de estos casos registrados en El Loa, en el paso fronterizo Colchane Aduanas también logró desbaratar el ingreso al país de más de 5 kilos de cocaína. Gracias a las imágenes entregadas por la máquina de Rayos X, los fiscalizadores se percataron de dos bolsos negros que tenían doble fondo.
Estos equipajes, pertenecientes a la pareja de bolivianos C.Y.H. de 34 años y A.R.P. de 44 que viajaban desde Oruro, contenían cada uno más de 2 kilos 500 gramos de la droga, la cual fue avaluada en $100 millones.
Los antecedentes de estos cinco casos, los sospechosos, los medios de prueba y la droga fueron puestos a disposición de la Fiscalía Local de Pozo Almonte.