¿Cuándo se reducirán las sorpresas inflacionarias?

La alta inflación acumulada en los últimos doce meses, de 4,7%, es una sorpresa, puesto que desde marzo de 2009 no se veía otro valor alto, cuando llegó a  5,04%, de esto hace más de 5 años. Entonces el Imacec acumulado del año era menos 3% contra el más 2,8 de este año, a su vez, la TPM era un 6,25% y hoy es un 4%, o sea, un 36% más baja. ¿A caso esto no desdice la letanía de  que con altas tasas de interés se vence a la inflación?.
Omar Villanueva Olmedo Director OLIBAR ConsultoresEsta inflación ha disminuido el poder de compra de las remuneraciones en miles de millones de pesos y ahora que la  TPM es negativa, hay fondos  depositados que valen menos al terminar el mes. Esta es otra  real manera de traspasar recursos y riquezas dentro de la economía, y  sobre los cuales no hay autoridad que señale con claridad los principales  traspasos de valores que se producen en la economía nacional cuando ocurren estos “fenómenos”.
¿Explicaría esto por ejemplo las altas utilidades de algunas instituciones financieras y prestamistas informales?.
Insistiremos que los errores en las estimaciones de valores económicos futuros son muy comunes, más común de lo que se desearía. Sobre estos equívocos no hay ni responsables, ni caídos, sin embargo, los tamaños de las pérdidas y de las ganancias que ocurren a diferentes estamentos del país significa lucros indebidos  para los que ganan – no explicados por mayor eficiencia,  productividad o ventajas obtenidas en  libre competencia –  y, asimismo, pérdidas indebidas para los ahorrantes. Esta inflación, si hubiera sido anunciada, podría haber tenido efectos menos negativos en las decisiones  para llevar adelante nuevos emprendimientos e inversiones.
En estas condiciones reiteradas, ¿No se estaría mejor si se cambiaran los sistemas o métodos de anticipación? Hemos insistido reiteradamente en la necesidad de formar una Agencia de Estudios del Futuro (ADEF) independiente, como parte de la solución a las graves desviaciones entre pronósticos basados en proyecciones y realidad. La estrategia competitiva de diferentes concurrente en la economía requiere mejores bases de anticipación, sobre todo por los cambios inimaginados y por las grandes innovaciones que ya dan señales en: educación, salud, energía, transporte, alimentación, construcción, espacios saludables, entre otros. La responsabilidad de la autoridad  es mantener a raya la inflación y no de anticipar el futuro, para lo que se  requiere otros métodos, talentos y sistemas. Por otra parte, mejor sería no ser juez y parte en: pronosticar y tomar decisiones sobre los valores de las variables, como ocurre en la gran mayoría de las empresas e instituciones.
Por: Omar Villanueva Olmedo
Director OLIBAR Consultores
Licenciado Cs. Económicas y Administrativas (FEN)
Universidad de Chile