Cardenal Ezzati ordenó a nuevos Obispos Auxiliares para Santiago

Los nuevos obispos son el ex vicario de los jóvenes, el padre Galo Fernández, y al miembro de la comisión  nacional de prevención de abusos, padre Fernando Ramos.
Nuevos Obispos Auxiliares de Santiago“Agradezco al Papa Francisco por el don de estos nuevos obispos, por este regalo del Señor a la Iglesia Chilena. La ordenación episcopal no los introduce en una vida fácil y sencilla, sin embargo, experimentarán constantemente que el Señor camina con ustedes y les dará la fuerza. Recuerden que el episcopado es un servicio no un honor”, expresó el Arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati, en la eucaristía donde los nuevos obispos tomaron posesión de su cargo, realizada  la mañana del sábado 10 de mayo en la Catedral Metropolitana.
Ambos sacerdotes acompañarán al Cardenal Ezzati en la dirección de la Iglesia de Santiago, aportando cada uno desde su experiencia a esta misión evangelizadora.
Monseñor Fernando Ramos, actual rector del Seminario Pontificio, aportará en el tema de la prevención de abusos a menores, ya que forma parte de la comisión nacional que  creó la Iglesia Católica chilena para enfrentar estos temas: “Para mí ha sido una escuela pertenecer a esta comisión y conocer sobre todo los efectos devastadores que tiene el abuso en las personas. He aprendido cómo hay que acercarse a ellos; de manera respetuosa, sensible y empática. Nosotros como Iglesia tenemos que seguir dando pasos para establecer sistemas de prevención, para que esto no ocurra nunca más en la Iglesia. Mi rol episcopal también se enmarca en el servicio que yo pueda dar en esta línea”, indicó el nuevo obispo.
El aporte del padre Galo Fernández, el otro obispo ordenado, está más orientado a los pastoral y especialmente al ámbito juvenil. Ocupó el cargo de Vicario de la Esperanza Joven por  nueve años: “Para mí trabajar tanto tiempo con los jóvenes ha sido una experiencia enriquecedora. Me ha marcado lo que soy y mi manera de vivir mi ministerio. Tengo una profunda convicción que la Iglesia tiene que mantener siempre, inalterable una opción preferencial por los jóvenes. Ojalá todo pastor tenga una cercanía y un compromiso de trasmitir la alegría del evangelio a los jóvenes. Eso está en mi vida y en mi corazón  y espero ser un obispo cercano a los jóvenes”.
Cientos de fieles llegaron hasta la Catedral para recibir a estos nuevos obispos auxiliares, participaron alegremente y al final de las ceremonias hicieron largas filas para felicitar a sus pastores por esta nueva misión.
Al mirar el listado de los obispos auxiliares que ha tenido la arquidiócesis de Santiago, nos encontramos con personajes muy destacados, nombres como el de Fernando Ariztía, uno de los fundadores del Comité Pro Paz; Sergio Valech, ex vicario de la Solidaridad; e incluso Enrique Alvear Urrutia, fallecido en 1982, y cuya causa de beatificación se encuentra abierta.