UNESCO ofrece apoyo para reconstrucción educativa y patrimonial tras el terremoto en el norte de Chile

Ayuda psicosocial para las comunidades educativas afectadas, asistencia para el planeamiento educativo así como también apoyo para la recuperación de las Salitreras de Humberstone y Santa Laura, sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO en la zona, son parte de las acciones ofrecidas por la UNESCO al Gobierno de Chile como respuesta a los daños causados por el terremoto de magnitud 8,3 Richter que asoló las regiones de Tarapacá y de Arica y Parinacota el 1ro. de abril de 2014.
Zonas patrimoniales dañadas en TarapacáLa UNESCO está en permanente coordinación con el Ministerio de Educación de Chile para hacer aportes en materiales sobre educación en emergencias y asesoría profesional para la contención emocional para las comunidades educativas afectadas por el terremoto, trabajo que ya ha sido iniciado por dicha cartera.
La UNESCO ofrecerá también capacitaciones para apoyar el desarrollo de planes de contingencia para el sector educativo en las dos regiones afectadas y así contribuir en la preparación  ante un futuro desastre.
Este ofrecimiento de asesoría está relacionado con la definición de estándares adaptables para la evaluación de daños y necesidades; el uso de escuelas como albergues; cómo ajustar los currículum ante un desastre y la recuperación de clases; estrategias de contención emocional, entre otros temas ligados a la recuperación del sistema educativo tras un desastre.
El terremoto del 1ro. de abril de 2014, dañó varias escuelas, suspendiendo las actividades escolares de muchos estudiantes de las regiones de Tarapacá y de Arica y Parinacota. Actualmente se está calculando el número de estudiantes y escuelas afectados. Si bien la mayoría de los establecimientos educacionales ha ido retomando sus actividades en la medida que reciben sus certificados de habitabilidad por parte de las autoridades, el trabajo de  recuperación y de preparación para un potencial nuevo desastre recién comienza.