Obispos de Chile reciben en Iquique al nuevo Obispo de la Diócesis

Entre los invitados se encuentra el Nuncio de Su Santidad, dos Cardenales y dos Arzobispos y trece Obispos.
Monseñor Guillermo VeraCon visitas ilustres se iniciará este sábado, la ceremonia de la Toma de Posesión Canónica de la Iglesia de Iquique, por Monseñor Guillermo Vera Soto, nombrado para Iquique por su Santidad Francisco el Papa, en el edificio Ex Aduana a las 11:00 horas, lugar al que Monseñor Vera ingresará a pie para recibir los saludos de las Autoridades Civiles.
Posteriormente, dejando a las autoridades en el lugar, se dirigirá sólo con los consagrados y algunos fieles en procesión hacia la Catedral Inmaculada Concepción, lugar donde lo espera la comunidad diocesana.
Este viernes arriban a la ciudad para la celebración varios purpurados, entre ellos S.E.R. Mons. Ivo Scapolo, Nuncio Apostólico de Su Santidad el Papa Francisco; S.E.R. Mons. Ricardo Cardenal Ezzati; S.E.R. Mons. Francisco Cardenal Errázuriz; y Monseñor Alejandro Goic, Obispo de Rancagua y Vicepresidente de la Conferencia Episcopal. Estarán presentes además, los Obispos de Illapel, Valparaíso, Auxiliares de Santiago, San Bernardo, Talca, Linares, Chillán, Temuco; el Obispo Castrense de Chile; los Obispos Eméritos Enrique Troncoso, Francisco Javier Prado y Ulises Aliaga; el Padre Vicario General de Arica; los presbíteros de la Prelatura del Opus Dei en Chile y otros cuarenta sacerdotes en comunión con la Iglesia de Iquique.
La Celebración eucarística comenzará pasado el mediodía, lugar en que el Notario Canciller de la Curia, el Padre Franklin Luza Zañartu, dará lectura de la Bula Papal en que su Santidad ha nombrado a Monseñor Vera como Obispo de la Diócesis de Iquique.
Posteriormente el Arzobispo Pablo Lizama hará entrega del báculo al Obispo ya en Sede y se hará el cambio del Escudo de Armas Episcopal, momento en que cuatro Diáconos retirarán del atril el escudo de monseñor Lizama y ubicarán el de monseñor Vera.
Para finalizar el rito de toma de posesión se firmarán las actas, tres copias, por parte de los Cardenales, el Nuncio, Monseñor Lizama, Monseñor Prado, Monseñor Aliaga y Monseñor Barros. Luego de firmadas las actas, procederán a jurar obediencia de rodillas los presbíteros, diáconos y algunos representantes de las comunidades religiosas. Finalizado este rito, la misa continuará como de costumbre.