Radio Libertad del CDP de Pozo Almonte aporta con un locutor a radio Santa Laura

Sobre sus hombros pesa la responsabilidad  de ser el pionero en abrir la brecha de la reinserción y las posibilidades para todas las personas que cumplen su condena y quieren restituir el daño a la sociedad. Gracias al trabajo desarrollado en la Radio Libertad del Centro de Detención Preventiva de Pozo Almonte, Juan Carlos Olguín, ahora es uno de los locutores de la radio Santa Laura de la referida comuna.
Locutor Juan Carlos OlguinDespués de cumplir una pena de cinco años de los cuales, dos estuvo en la emisora interna del CDP de esa unidad, recibió los conocimientos y técnicas para desempeñarse como locutor y conocer el rodaje que tiene una emisora, experiencia adquirida la que ahora la pone en práctica en un medio que barca una gran extensión en la pampa del Tamarugal.
Juan Carlos Olguín,  por su responsabilidad y entusiasmo demostrado en la radio Libertad, fue designado como el director de ese medio en la cárcel y llevó adelante en buena forma el papel encomendado. Dentro del horario que le correspondió se hizo conocido con el programa “México lindo y querido”, en el cual entregó música típica de ese país, anécdotas y comentario de los artistas de esa nación.
Ahora ese programa lo replica en la radio Santa Laura, los sábados entre las 17:00 a las 19:00 horas. Al hablar de su programa lo hace con entusiasmo, “cuando partimos teníamos 28 a 30 llamados, ahora tenemos un registro de casi 70 llamados, no es malo, para ser un principiante”, dijo.
En estos momentos, Olguín cubre el turno de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas, de lunes a viernes y se siente realizado, porque su mensaje es recepcionado por miles de personas.
Sobre Olguín
-El haber ingresado al proyecto de la radio en el CDP de Pozo Almonte, le cambió la vida?
-Si, efectivamente. Esta es una gran oportunidad que me dio la Municipalidad de Pozo Almonte, ya que me permite hacer lo que me gusta. Ello junto al proyecto de la radio de Gendarmería, al empezar en radio Libertad en el CDP de Pozo.
Por ello agradecido de la oportunidad que me dio la Municipalidad, ya que me permite mirar el horizonte con mayor amplitud y poder seguir trabajando en radio.
-Ese cambio se transforma en la posibilidad que ahora eres conductor de un programa?
-Empezamos bastante jóvenes en esto de la radio. Fuimos 14 los que iniciamos el proyecto y terminamos solo 4. Lo bueno es que recibimos los conocimientos necesarios, para poder desenvolvernos en un medio de comunicación como la radio. Tuvimos charlas, las indicaciones correspondientes y eso me permite estar ahora, donde estoy.
-Con lo que estás viviendo, qué le podrías decir a la gente que en estos momentos está trabajando en la radio Libertad?
-Creo que oportunidades como las que se nos dio, lo que es la radio, ellos también tienen la oportunidad, tenemos que afirmar la cabeza porque en la vida nos hemos dado bastante cosas malas y con la edad que tenemos. En la vida se dan pocas oportunidades, ya que nos mandamos embarradas. La oportunidad hay que aprovecharla. El otro día tuve una entrevista con la periodista Vicky Quevedo, que realiza programas para una cadena de radios, son 140 en total en todo Chile y me entrevistó por mi situación. Consideró que este es un buen ejemplo de superación.
Es una oportunidad que se debe aprovechar, es una oportunidad bonita, una experiencia rica, una experiencia nueva. Me siente bien, la gente llama, piden música, es un situación muy especial.
Sabemos que cuando estamos en la cárcel, somos como la escoria, se cierran las puertas, pero en este caso para mí  se me han abierto las puertas, es una situación muy bonita y estoy más que agradecido. Para los amigos que están en el CDP de Pozo Almonte y que están trabajando en la radio, tienen la oportunidad de encontrar un trabajo, como el que tengo en estos momentos.
-Cree que con esto se refuerza el trabajo de la credibilidad en la reinserción?
-Sí, creo que si, es el primer punto que debemos tomar conciencia y respetar a las personas que nos dieron la oportunidad de llegar a donde estamos. Sería injusto estar un mes en libertad y mandarnos un condoro. Automáticamente se cierran las puertas incluso de Gendarmería y también en la Municipalidad que han dicho, “tu tienes la responsabilidad de demostrar que se puede. Eres el espejo, en ti se están viendo más oportunidades para otras personas.
-Piensa que tiene una gran mochila en su espalda por esto mismo, por la responsabilidad que ello significa?
-Si, es una mochila bastante grande. Trato todos los días ser mejor y no fallar, en especial a mi familia. Fueron ellos los que me dieron el apoyo durante cinco años, ellos me dieron todo el apoyo.  A Gendarmería, al área técnica, a la señorita Andrea Castañeda, a Felipe Araya y en especial al periodista Carlos Aubert, que fue quien llegó con esta iniciativa de la radio Libertad, a la cárcel y el poder estar allí.
-Cree que en la radio Santa Laura le darían la oportunidad a otras personas que en estos momentos están trabajando en la radio Libertad, para que puedan hacer programas?
-Si por supuesto, no me cabe la menor duda. He estado realizando contactos desde el momento que empecé a trabajar en la radio Santa Laura. Desde el mismo momento que empecé a hacer un programa en la radio Santa Laura los días jueves, lo cual Gendarmería me dio las facilidades para ello. Esa situación se gestó gracias al profesor que también nos ayudó en la radio Libertad y él abrió el camino para llegar a esta radio. Desde ese momento, inicié las conversaciones para que otras personas de la radio Libertad, puedan venir a este medio y hacer sus programas.
En la oportunidad también presenté el nombre de Fernando Pinto, quien concurre los días jueves entre las 15:00 a las 16:00 horas. Si él aprovecha bien la posibilidad, tiene bastantes oportunidades. El resultado que hay en la radio Santa Laura, ha resultado muy positivo.
-La radio Santa Laura, tiene un buen nivel de sintonía?
-Si, cuenta con buen respaldo de los auditores. Le daré un ejemplo. Los sábados hago un programa que se llama “México lindo y querido”, que nació en la radio Libertad. Cuando salía los jueves emitía ese programa y tenía un promedio de 28 a 30 llamados. Eso era en una hora de 14:00 a 15:00 horas. Lo que queremos que ese programa no muera. Día a día va creciendo más. Ahora lo hago los días sábado entre las 17:00 a las 19:00 horas y recibimos entre 60 a 70 llamados. No es malo para ser un principiante en la música ranchera. Creo que es un gran apoyo y da más fuerza para seguir adelante.
Ahora tengo un espacio entre las 10:00 a las 14:00 horas y de 16:00 a 17:00 horas y también recibimos bastantes llamados.
-Hay mucha diferencia en lo que es la radio Santa Laura con la Radio Libertad?
-En la Santa Laura hay más responsabilidad, porque la cobertura es mayor. En la radio libertad era solo para el penal, solo para los internos. Allí chacoteábamos más, sin faltar el respeto a nadie.  En cambio acá la cosa es diferentes, porque no solo te escuchan adultos, sino que tienes un gran porcentaje de niños, menores de edad. En mi programa recibo muchos llamados de chiquititos, niños y niñas, por lo tanto eso te obliga a tener un mayor respeto por los auditores.
Juan Carlos Olguín se siente atrapado por la radio y cada día busca mejorar su entrega en beneficio de los auditores. Pero está claro que esa posibilidad fue gracias al trabajo de reinserción que se cumple en los diferentes penales de la región, dependientes de Gendarmería de Chile. Por ello se propuso como meta que a lo mejor en el corto tiempo, pueda tener su propia emisora. Por el momento, seguir trabajando en la emisora de la Municipalidad de Pozo Almonte, que creyó en él y le abrió sus puertas y todas las facilidades para que pueda cumplir adecuadamente con ese trabajo, el de comunicar y entretener a sus auditores. (Por: periodista Carlos Aubert)