Aduanas de Tarapacá detecta sofisticado método para esconder droga en zapatos

Un hombre y dos mujeres fueron sorprendidos por funcionarios del Servicio Nacional de Aduanas cuando trataban de ingresar a Chile con zapatos rellenos con cocaína. Se trata de calzados intervenidos con gran maestría y casi imperceptibles, dado que la droga está inserta al interior de la planta y las terminaciones son de corte industrial y con diseños anatómicos para permitir una pisada absolutamente normal.
Aduanero de Iquique muestra calzado con drogaEl hallazgo se registró en la avanzada fronteriza de Colchane cuando los fiscalizadores identificaron la actitud sospechosa del pasajero de un bus internacional, quien al ser entrevistado relató que había sido despedido de una industria en Cochabamba, Bolivia, y le ofrecieron un trabajo en Oruro, pero al llegar a esa localidad le entregaron cocaína que debía llevar en zapatos y otra que debía  tragar como ovoides.
Tras ello, se pesquisó a todos los pasajeros y dos mujeres llevaban chalas del mismo modelo e iban sentadas juntas, por lo cual las revisaron y el calzado también iba con cocaína.
El hombre, W.G.Y. de 41 años, llevaba 761,50 gramos en los zapatos y 44 ovoides en su estómago. En tanto, la dueña de casa V.F.G (33) iba con 553,50 gramos y 50 ovoides en forma intracorpórea, mientras que su amiga L.S.C. (33) portaba un total de 556 gramos en las plantillas y también había tragado 50 ovoides con cocaína.
Los tres son de nacionalidad boliviana y les habían prometido un pago de mil dólares si es que llegaban con su cargamento hasta Chile. Los fiscalizadores aduaneros les explicaron a los extranjeros del grave riesgo que corrían por tragar ovoides e informaron de la situación al Ministerio Público, así como también coordinaron su traslado hasta un centro asistencial. Los extranjeros, la droga y los medios de prueba fueron entregados mediante cadena de custodia a la policía.
El director de la Aduana Regional de Iquique, Raúl Pizarro, destacó el nivel de experticia de los equipos fiscalizadores, “en especial porque se enfrentan a nuevos métodos de ocultamiento o al perfeccionamiento de éstos, tal como sucedió en este caso donde los zapatos estaban hechos con maestría y no eran fácil de detectar”.