Senadis lanza campaña para evitar accidentes en playas y piscinas de Iquique

Los expertos señalan que cuando una persona cae al agua, hay cinco minutos que son decisivos. En ese lapso deja de llegar oxígeno al cerebro y eso produce un daño neurológico irreversible o eventualmente la muerte.
Piscina de La Araucana en IquiqueHasta la piscina de La Araucana ubicada en calle Aníbal Pinto llegó el seremi (s) de Desarrollo Social, Darío Chacón Vicentelo junto a la director regional de Senadis, Guillermo Cortés Muñoz, para lanzar la Campaña “Cuídate, haz de este verano, un verano seguro”, que busca prevenir accidentes en piscinas playas, lagos y ríos durante el verano.
Darío Chacón destacó que cada año en promedio mueren 264 menores de 18 años a causa de la asfixia por inmersión en Chile. De ellos, el 85% son accidentes producidos en piscinas de las casas, bañeras, canales, playas e incluso en baldes.
Los accidentes más comunes corresponden a piqueros mal ejecutados, caídas a la piscina y bañarse en lugares indebidos. Las principales consecuencias de ello son lesiones a la columna que pueden producir paraplejia, cuadraplejia, pérdida parcial de la movilidad y daño neurológico.
“Con esta campaña queremos evitar los accidentes en playas y piscinas, de los cuales muchos producen la muerte o una discapacidad como secuela. Hacemos un  llamado al autocuidado y a respetar todas las normas que hay establecidas para el baño”, señaló el Seremi de Desarrollo Social.
Paraolimpico
Durante el lanzamiento de la Campaña Verano Seguro, estuvo presente el deportista paraolímpico, Robinson Méndez, quien realizó un llamado al autocuidado, especialmente los jóvenes.
Es necesario recordar que entre los factores relativos al riesgo entre los niños mayores y adolescentes, es la habitual práctica de nadar o efectuar buceo en cursos de agua inseguros, como ríos o en el mar, y su participación en actividades recreativas o deportivas acuáticas sin los implementos de seguridad adecuados, y practicarlas bajo los efectos del uso de alcohol o drogas (que afecta a cerca del 50% de las víctimas adolescentes).
Según la última Encuesta Nacional de la Discapacidad, cerca del 8% de las personas que tienen algún tipo de discapacidad en el país, la adquirieron producto de accidentes urbanos, laborales, domésticos, de tránsito, deportivos y de inmersión.
Algunas recomendaciones para evitar accidentes este verano son no lanzarse piqueros ni clavados desde altura, usar salvavidas cuando practiquen deportes náuticos, evitar correr en los bordes de la piscina y no bañarse en lugares prohibidos.
“Hacemos un llamado a la responsabilidad de los padres, al cuidado de los menores, a que los jóvenes tomen conciencia de los riesgos. Un niño pequeño se puede ahogar incluso, en un balde de agua, por eso, el cuidado no sólo es en las piscinas y en el mar, sino que también en el hogar. Debemos prevenir y protegernos de las situaciones de riesgo”, comentó el Director Regional de Senadis.