Senador Escalona rechaza proyecto del Gobierno que elimina derecho a sala-cunas de madres trabajadoras

El senador Camilo Escalona Medina rechazó categóricamente el proyecto de ley del gobierno que elimina el derecho a sala-cunas de las madres trabajadoras.

Senador Camilo EscalonaEl parlamentario sostuvo que en el proyecto impulsado por el Ejecutivo, “se elimina el artículo 33 de la ley de jardines infantiles, que obliga a las empresas a crear sala-cunas en donde haya veinte o más madres trabajadoras con bebés”.

“Tengo un cierto cansancio respecto de que aprobemos proyectos de ley que dicen una cosa y hacen otra. En este proyecto, que se supone es para fortalecer los jardines infantiles y la atención de los niños en esa edad, hay un artículo que se elimina, el artículo 33, que costó muchos años aprobar en la Cámara de Diputados. Muchos parlamentarios lucharon para que las empresas tuvieran la obligación de tener salas cuna y eso se elimina en este proyecto de ley”, dijo el parlamentario.

“El artículo 33 dice: toda institución, servicio o establecimiento, sea fiscal, semifiscal, municipal o de administración autónoma, que ocupe veinte o más trabajadoras de cualquier edad o estado civil deberá tener salas cuna anexas e independientes del lugar de trabajo, en donde las mujeres puedan alimentar a sus hijos menores de dos años y dejarlos mientras estén laborando. Las entidades a que se refiere el inciso anterior podrán celebrar convenios entre sí para la habilitación de salas cuna de uso común, previa aprobación de la Junta Nacional de Jardines Infantiles y de acuerdo a normas que dicte para estos efectos dicho organismo. Las salas cuna estarán para la supervisión y control de la Junta Nacional de Jardines Infantiles y deberán reunir las condiciones que esta determine”, recordó el senador Escalona.

El parlamentario advirtió que “el proyecto de ley que hoy se presenta dice “elimínese el artículo 33”. Esto me parece, francamente, una vergüenza. Es increíble lo que este proyecto nos está sugiriendo”.

“Este fue un esfuerzo y una lucha de mucho tiempo, de muchos años, con el propósito de que en las empresas se incluyese un número significativo de mujeres, muchas de ellas que son jefas de hogar, que necesitan imperiosamente tener donde dejar a sus hijos o hijas durante su jornada laboral y que, en consecuencia, hace indispensable que en el lugar de trabajo exista esa sala cuna, que a esas trabajadoras se les esté arrebatando ese derecho, que una ley impulsada por nosotros mismos aprobó. Eso que nos costó tanto tiempo conseguir, aquí se arrebata”, declaró.

“Entonces, se hace una política pomposa. Se dice que aquí se están extendiendo las políticas para la protección infantil Pero ¿Cuántas salas cuna se van a cerrar? ¿Cuántas trabajadoras van a quedar en la indefensión si se aprueba el proyecto así como está?

Eso es lo que me da vergüenza. La manera liviana y muchas veces frívola con la cual se legisla”, enfatizó.

“La mayor parte de las personas que viajan en buses atestado de gente, son trabajadoras. Si ellas, que muchas veces trabajan por el mínimo, pero que dependen de ese magro salario para sobrevivir, se les quita ahora la posibilidad e contar con una sala cuna en su lugar de trabajo, lo que se está haciendo es un insulto a todas esas trabajadoras”, expuso.

“Lo que está haciendo este proyecto de ley es una cosa cavernaria. Aquí no hubo nadie que fuera a la comisión del Senado a exponer a nombre de las trabajadoras y los problemas que este proyecto de ley iba a generar”, indicó.

“De forma, que me veo en la obligación de votar en contra de este proyecto de ley”, concluyó.