PDI detuvo a transportistas por hurto flagrante en Tienda Ripley de Iquique

Funcionarios de la Brigada Investigadora de Robos (Biro) de la policía civil, lograron recuperar diversos artículos tecnológicos avaluados en $3 millones, los que fueron sustraídos desde la empresa de retail, por funcionarios que prestaban servicios a la multi-tienda.

Biro Iquique detenidosDetectives de la Biro recibieron información por parte del jefe de seguridad de la casa comercial ubicada en Tarapacá esquina Vivar, Iquique, la cual daba cuenta de la sustracción de diversas especies computacionales y deportivas durante el último tiempo, indicando que desaparecían durante el traslado desde las bodegas a la casa matriz.

Con esos antecedentes los oficiales de la PDI analizaron la información, llegando a la conclusión que uno de los nombres de un trabajador externo a la empresa y encargado del reparto, se repetía durante las pérdidas de los elementos.

Debido a lo anterior, se inició una vigilancia discreta al camión utilizado por el sujeto en el reparto de especies, determinando que en un punto de la ciudad lo estaba esperando un furgón de la empresa chilexpress, el cual comenzó a ser cargado con diferentes especies de propiedad de la tienda de retail.

Ante esa circunstancia se detuvo a tres sujetos, el chofer de la empresa externa encargada del transporte de mercaderías de Ripley y su peoneta, además del conductor de la empresa de envíos, por ser los responsables de la pérdida de elementos tecnológicos y deportivos desde Ripley.

De lo anterior, dieron cuenta al fiscal de turno, quien gestionó una orden de entrada y registro hasta el domicilio de uno de los implicados, encontrando diversos artículos con el logo de la multi-tienda, los cuales estaban relacionados con otros hechos delictuales.

En relación a los imputados identificados con las iniciales O.S.V.P; D.I.M.M. y G.H.C.L, fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantía de Iquique para su audiencia de control de la detención. Sobre las especies recuperadas por la PDI: 4 notebook Sony, 4 cámaras, 10 tablets y 1 blue ray de la misma marca, además de artículos deportivos Adidas, con un avalúo cercano a los $3 millones, fueron devueltos a la empresa afectada.