Destacan calidad del proyecto que busca crear un vino espumante propio del Norte

prueba del Vino de PicaEn Pica un empresario ensaya para elaborar vinos espumantes y una profesora busca abrirse mercado en el mundo cosmético con sus cremas de aloe vera. Se trata de iniciativas rentables, que se hicieron realidad gracias a la visión innovadora de dos emprendedores que apoyados por el Estado, hoy cumplen sus sueños de tener negocios con perspectivas y sustento.

Para conocer la marcha de esos proyectos, viajaron a Pica el subdirector de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura, Fernando Jordan Sainte-Marie, y el secretario regional ministerial del sector, Iván Infante Chacón.

Las autoridades se reunieron en Pica con los microempresarios Luis Soto y Cinthya Anabalón junto a quienes analizaron la marcha de sus respectivos emprendimientos.

“Debo reconocer que he visto entusiasmo y he conocido ideas muy entretenidas”, dijo Jordan, tras finalizar los recorridos por las plantas de producción de ambas iniciativas.

En el caso de Luis Soto, se trata del proyecto en proceso de consolidación que usa naranjas, frutillas y mangos, entre otras frutas, para llegar a elaborar vinos espumantes a partir de la calidad de los productos típicos de la agricultura piqueña.

Lo de Cinthya Anabalón, en cambio, es el uso del aloe vera que junto a la deshidratación de cítricos propios del oasis, da forma a un negocio basado en la elaboración de cremas, aceites y tónicos de múltiples propiedades cosméticas y medicinales.

Al respecto el seremi Infante hizo un positivo balance de la visita a Pica, que calificó de “enriquecedora y productiva”. Dijo que los proyectos que están desarrollando tanto Luis Soto como Cinthya Anabalón “representan lo mejor del ingenio de la agricultora tarapaqueña que es capaz de innovar con ideas simples y procesos muy complejos que llevan a cabo con éxito”.

El secretario ministerial señaló que la idea del ministerio es incentivar la innovación en sistemas productivos para abrir nuevos mercados e instalar polos de desarrollo en las comunas donde se implementan estos proyectos.

Infante y Jordan coincidieron en expresar su conformidad por lo que observaron en Pica, en especial por la correcta marcha del proyecto de vinos espumantes, un proceso cuya inversión alcanza a los 56 millones de pesos, financiados en un 60 por ciento con aportes provenientes de la FIA.

“El apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria es fundamental para llevar a cabo este gran desafío de los Espumantes de Pica”, enfatizó Jordan, quien recordó que la implementación incluye infraestructura, capacitación permanente y apoyo profesional de un enólogo, para finalizar con la puesta en el mercado de 3 mil botellas.