Mamiña: Una tierra de Fe y devoción al Señor

Fiesta religiosa en MamiñaMás de 600 personas de diversas regiones y sectores de Tarapacá participaron durante dos días en una de las fiestas religiosas más importantes de Mamiña y sus alrededores.

Con los saludos al alba de los bailes religioso y los repiques de campanas se dio inicio a la Festividad de la Octava Pentecostés, en Honor al Señor de Mamiña, celebración que durante dos días acogió a más de 600 fieles en el poblado situado en la comuna de Pozo Almonte.

La festividad tuvo como alférez este año a tres mujeres, quienes junto a sus familias trabajaron durante todo el año para realizar uno a uno los actos religiosos y atender a todos los asistentes.

“Es un orgullo y una alegría inmensa poder realizar esta fiesta tan importante para nuestro pueblo. Hemos tenido una gran asistencia, las ceremonias religiosas fueron muy especiales y disfrutamos una víspera muy emotiva en honor a nuestro Señor”, explicó en la oportunidad Gabriela Constan Delgado, quien junto a Ruth y Raquel Caqueo Estica, fueron alférez este año.

Hasta esta localidad, ubicada a 126 kilómetros de Iquique, llegó el Gobernador de la Provincia del Tamarugal, Robinson Rivera Vicuña, quien compartió durante los dos días con los fieles y destacó  la importancia de conservar esta espiritualidad y las tradiciones de los ancestros.

“Esta celebración se basa en la Fe, el peregrinaje y la devoción de los bailes por el Señor de Mamiña, no cae en excesos, comercio o cosas que atente contra la religiosidad, es por eso que quisimos estar aquí y compartir con esta comunidad vida, que por estos días se vuelcan a glorificar a vuestro señor”, dijo en la oportunidad la autoridad provincial.

Rivera Vicuña además acompañó  la procesión cargando uno de los santos de la zona. “Es un orgullo para mí participar de esta forma en esta procesión tan importante para este pueblo y estas comunidades”, agregó el Gobernador.