“Los 33 del Milagro” se llama la ONG de los mineros que tendrán una película donde Banderas será ‘Súper Mario’

Antonio Banderas en ChilePor: Jorge Barreno

Rondaban las dos de la tarde del cinco de agosto de 2010 cuando un estruendoso ruido retumbaba en las paredes de La Mina San José, un yacimiento de oro situado en mitad del desierto de Atacama, a unos 50 kilómetros de la ciudad de Copiapó.

Al principio, nadie se imaginaba qué ocurriría con 33 mineros que habían quedado atrapados a casi 700 metros de profundidad. Pasaban los días y los equipos de rescate hacían entrever la crónica de una muerte anunciada. Se equivocaban.

El Gobierno de Chile tomaba la decisión de “hacer todo lo humanamente posible para sacarlos con vida”. Seis sondas agujerearon las entrañas de la roca con el objetivo de encontrar alguna señal de un ser vivo. Nada. El 22 de agosto, 17 días después del fatídico derrumbe, una de las sondas daba con el grupo de desaparecidos.

La cabeza de la máquina llevaba adherido un mensaje: “Estamos bien, en el refugio los 33”. El rescate se convertía en ese momento en el primer ‘reality show’, literal y tristemente real, de la historia del periodismo. Más de 1.000 millones de personas seguirían en directo la extracción de seres vivos atrapados más profunda hasta la fecha.

Tras su rescate, el 13 de octubre de 2010, cada minero recibió como regalo del excéntrico empresario, Leonardo Farkas, cinco millones de pesos chilenos (unos 10.000 dólares). Tras la constitución de la empresa Propiedad Intelectual Minera (PIM), creada a fines de 2010, percibieron otros cuatro millones de pesos (8.000 dólares) como adelanto de sus futuras ganancias.

Además, 14 de los rescatados siguen recibiendo pensiones de gracia de unos 250.000 pesos mensuales (500 dólares) otorgadas por el Estado, y 22 de ellos realizan periódicamente charlas por las que pueden cobrar entre 1.200 y 2.400 dólares en Chile y 8.000 dólares en el extranjero.

Una Fundación

Sin embargo, han pasado casi tres años desde el rescate y la sociedad olvida rápidamente, por lo que los mineros han decidido crear la fundación ‘Los 33 del Milagro’, que tiene como objetivo principal mejorar la seguridad en las faenas mineras de Chile y de todo el mundo.

“Para que nunca más ocurra lo que nos ocurrió a nosotros. Nosotros podemos transmitir nuestra experiencia e incentivar a las autoridades para que inviertan en lo que es la seguridad”, manifestaba Omar Reygadas, uno de los mineros que quedó atrapado hace casi tres años.

Los tres ejes principales de la fundación son el fomento a la seguridad, perpetuar la memoria del accidente de la mina San José y empadronar a los trabajadores de la minería artesanal del país, para hacer un mapa con la ubicación exacta de las faenas de extracción de mineral de este tipo.

La fundación será administrada por Ricardo Santana y tendrá como directores a los 33 mineros rescatados. Lo primero que tendrá que hacer la nueva organización será buscar apoyo de empresas para poder solventar sus gastos de operación.

Los mineros rescatados ya llevan varios años comercializando una gama de productos bajo la marca ‘Los 33 del milagro’, que se vende principalmente en aeropuertos.

Entre otros productos, se comercializan tazones, camisetas o medallas.

La película

El productor Mike Medavoy anunció el pasado domingo en Cannes que Antonio Banderas será Mario Sepúlveda en “The 33”, o “Los 33”, que comenzaría a rodarse a fines de este año en Chile bajo la dirección de la realizadora mexicana Patricia Riggen (‘La misma luna’) y también contaría con las actuaciones de Martin Sheen y Rodrigo Santoro.

Antonio Banderas interpretará al carismático minero conocido como ‘Súper Mario’, que en 2010 se convirtió en el rostro público de los 33 mineros chilenos que sobrevivieron 69 días atrapados bajo tierra.

“Estoy muy emocionado, con mucha ansiedad”, dijo Sepúlveda a la agencia AP tras conocer la noticia. “Todos mis compañeros están esperando esta gran producción. Estamos con muchas ganas de empezar el proyecto”.

El minero expresó su deseo de que el filme le recuerde a la gente que la vida es el regalo más preciado y que deje claro que “en esos 69 días hubo paz, amor, solidaridad y trabajo en equipo”.

Mario Sepúlveda se confesó un gran admirador del trabajo Banderas. “Es muy carismático”, dijo, “me gusta mucho. Y yo creo que esta película lo va a hacer más famoso de lo que ya es”.

Sepúlveda también espera que el filme le recuerde a la gente que la vida es el regalo más preciado: “Estoy agradecido por las cosas de la vida”. “Algunas veces buenas, otras malas. Pero Dios nos dio otra oportunidad… La puerta que a nosotros se nos abrió es muy grande”, añadió el chileno.