Destacan figura de capitán Arturo Prat Chacón en responso a los “Héroes Navales” en Catedral de Iquique

Homilia en Catedral de Iquique a Capitan Arturo Prat ChaconUno de los momentos más solemne fue cuando el acta de defunción del capitán Arturo Prat Chacón fue llevada hasta el altar, junto a ocho efectivos de la Armada, cada uno de ellos con un cirio.

Como cada año, la Diócesis de Iquique, realizó un solemne responso a los “Héroes Navales”, este año al cumplirse el 134 aniversario del Combate Naval, gesta que es recordada con profundo patriotismo en la Región de Tarapacá.

La figura del capitán de la corbeta Esmeralda, capitán Arturo Prat Chacón, su vida y ejemplo, inspiraron el mensaje del padre Guillermo Fajardo Rojas, vicario general de la Diócesis de Iquique, quien presidió el servicio religioso al que asistieron la Intendenta Regional de Tarapacá, Luz Ebensperger Orrego y el Comandante en Jefe de la IV Zona Naval, contraalmirante Jorge Rodríguez, entre otras autoridades civiles y militares.

“Para orgullo y ejemplo de nuestros marinos, de nuestros hombres, armas y también para cada chileno, Prat y sus hombres son un ejemplo de vida consecuente para nuestra conciencia nacional actual”, destacó el presbítero en su homilía.

El padre Fajardo enfatizó en su mensaje, que “la vida de Prat debemos mantenerla viva y recordarla no sólo a quienes les pueda interesar, sino que debiéramos darla a conocer a nuestras generaciones jóvenes, en sus conciencias debemos mantenerla vigente.Es urgente más que nunca en medio de nuestra sociedad en la que vivimos tan pragmática, relativista y en muchos momentos egoísta”.

El sacerdote, destacó también en sus palabras su profunda fe. “Sus signos externos hablaban de su espiritualidad mariana, por su escapulario que lo acompañó hasta más allá de la muerte.Fe que vive y crece en su alma”.

Uno de los momentos más emotivos y de profundo recogimiento en el responso, se vivió cuando 8 efectivos de la Armada llevaron hasta el altar el acta de defunción del capitán Arturo Prat Chacón. Fue acompañada por los cirios que portaron los efectivo de la Armada y el que colocó el vicario general de la Diócesis de Iquique, mientras que el Coro de la Catedral interpretó “En medio de la noche”.